El Bambú Negro es el nombre común de varias de estas especies con tallos claramente negros, a diferencia de los verdes en general. Es el más viejo y más popular cultivado desde hace años en América. Si estas considerando establecerlo en tu hogar, sigue leyendo y conoce todo lo relacionado con él.

Los cimientos individuales de este pasan por una transformación durante su primer y segundo año de establecimiento, ofreciendo colores audaces y contrastantes. Sus hojas pequeñas de color verdes claras irradian en forma de pluma.

Comenzando como brotes nuevos que emergen de la tierra durante los meses de abril o mayo, se cubren por las vainas coloridas, que luce como una especie de hoja que nace naturalmente para proteger el nuevo brote.

Los tallos crecen de color verde y pueden tardar de 2 a 3 años en cambiar al color negro, así como unos cinco o seis años en obtener su altura máxima. De igual manera, puede llegar a crecer entre 6-10 metros de altura.

A diferencia de los más comunes, esta especie es menos agresiva, en lugar de los del tipo de aglomeración. Una forma de diferenciarlas, es que éstas crecen hacia fuera desde el punto central gradualmente, manteniendo una forma vagamente circular.

Algunas de las especies más grandes incluyen:

  • Timor Bambú Negro: puede alcanzar los 21 metros de altura. Es principalmente tolerante a la sal.
  • Bambú Negro Gigante: puede crecer de 9-18 pies de altura. Ambas especies; Timor y Gigante, son nativas de Indonesia.
  • Bambú Negro Enano: contrario a las anteriores, esta es la especie más pequeña crece de 1 a 2 metros de altura.

Plantación de la planta

Aunque se puede sembrar en cualquier época del año en climas mediterráneos, la siembra a principios de primavera dará lugar a un crecimiento más rápido. Debido a su naturaleza, debe establecerse en suelo fértil y bien drenado al sol o a la sombra parcial. Un lugar que ofrece cierta protección del sol directo de la tarde es ideal.

Esta especie se propaga fácilmente a través de la división en la temporada de primavera. De igual manera, puede crecer en un recipiente con un poco de compuesto y alimentado con un fertilizante líquido equilibrado durante su temporada de crecimiento.

Para tomar la división y establecerla, considera lo siguiente:

  • Corta dos tercios superiores de los tallos, antes de dividir y trasplantar.
  • Remoja la zona de raíz alrededor del Bambú Negro un día antes de dividir y trasplantar.
  • Extrae el grupo entero si deseas moverlo a un área nueva. Si sólo deseas dividir y trasplantar una sección, cava sobre la parte que deseas mover.
  • Corta el agregado en secciones. A través de divisiones pequeñas que contengan tres o cuatro tallos.
  • Cava un agujero en el sitio de trasplante dos o tres veces más ancho y tan profundo como la bola de raíz.
  • Mezcla compuesto con el suelo que se retiró del agujero antes de rellenar.
  • Coloca las divisiones en el agujero. Rellena con el suelo del jardín y presiona suavemente para asegurarlo en el suelo.
  • Agrega al menos 10 litros de agua al nuevo trasplante lentamente para que se filtre en el suelo. Continúa con otros 10 litros una vez por semana durante las primeras 6 semanas después del trasplante.

Sembrarlo de esta manera permite que el Bambú se establezca más rápido, ya que el suelo alrededor de él estará suelto y tanto sus raíces como rizomas podrán crecer en él más rápidamente.

Cuidados del Bambú

Si bien, por su naturaleza es considerada una planta exótica en el jardín es una especie muy atractiva de tallos con hoja perenne y bastones ranurados en lados alternos entre sus nodos. Además, cuenta con dos ramas frondosas en cada nodo.

Muchos jardineros han descubierto que el Bambú Negro es una adición versátil y robusta  al jardín casero. Debido a su crecimiento rápido y grueso, puede agregar una característica encantadora, así como exuberante.

Afortunadamente, el cuidado de éstas es fácil y simple. A continuación compartimos algunos cuidados generales para ayudarte en tu proyecto:

  • Riega dos o tres veces por semana durante los días más secos, especialmente si se encuentra en un contenedor para alentar la profundidad de las raíces.
  • Agregar abono completo o compuesto adicional cada primavera.
  • Poda regularmente. Retira los vástagos débiles, muertos, dañados o delgados.
  • Evita rastrillar las hojas que caen cerca de sus raíces.

Plagas o enfermedades

Generalmente, es una especie que se encuentra libre de enfermedades. Aunque algunos descuidos como suelo pobre, poca luz del sol, falta de agua en el verano y un área demasiado pequeña o con pocos nutrientes pueden conducir a síntomas que indican estrés.

Entre los signos de que algo anda mal se incluyen:

  • Cañas pequeñas y débiles que crecen en grupos densos
  • Hojas amarillas
  • Apariencia opaca
  • Cañas secas o quebradizas
  • Las babosas pueden dañar los brotes nuevos.

Consejos y recomendaciones

Una vez que conoces las características que lo identifican; gran tamaño, cañas arqueadas de tonos más oscuros y sus elegantes hojas perennes, llega el momento de tomar en cuenta los consejos de los expertos para verle prosperar.

Cuidar de éstas es considerada una tarea libre, sin embargo debes observar los cambios de la planta para corregirlos a tiempo. A continuación, compartimos contigo los consejos necesarios para completar con éxito su proceso de desarrollo:

  • Prefiere un suelo rico en nutrientes para crecer adecuadamente.
  • Mantén el suelo húmedo, pero no empapado.
  • Protege la siembra de los vientos fríos.
  • Al momento de la siembra, replanta las divisiones de inmediato.
  • Lucen muy bien en patios arquitectónicos o como plantas de contenedores.
  • Siembra con al menos 1 metro de distancia si lo estás cultivando para formar un seto o una pantalla.
  • Evita sembrar en suelos pobres o secos, podrían llegar a ser realmente invasivos en condiciones cálidas y húmedas.
  • Elimina cualquier brote de floración con prontitud para desalentar su futuro esparcimiento.
  • Es ideal como una pared de pantalla o seto porque conserva sus hojas durante todo el año.
  • De ser posible, proporciona sombra a la planta recién establecida durante las primeras dos semanas después de sembrar.
  • Las hojas que caen del Bambú Negro ayudarán a mantener sus raíces protegidas y húmedas.