bignonia

Las plantas trepadoras suelen ser muy útiles para alejar esas miradas del interior de nuestro jardín. Si le agregamos esto a que algunas especies suelen maravillarnos con sus coloridas flores, tenemos la receta perfecta que nos otorga seguridad y armonía.

Si el frente de tu casa está coronado con una valla o una pared, las diferentes especies de matas trepadoras son indicadas para ti. Se enredaran superficialmente sobre la superficie que tengan más cerca y se extenderán por toda ella creando una barrera impenetrable. Pero, como ya dijimos, como solo lo hace superficialmente, a la hora que queramos deshacernos de ella será un trabajo muy sencillo.

Precisamente las Bignonias son las plantas más conocidas que poseen esa cualidad escaladora. Sus flores con forma de trompeta le agradan a todo aquel que las cultiva alegrándole el día cada vez que los despiden por la mañana.

El día de hoy te enseñaremos la manera más apropiada para plantarlas en tu jardín. Deberás llevar unos pasos muy meticulosos para ello, pero precisamente por esta razón es que hemos preparado la presente entrada. Si todavía no te hemos convencido lo suficiente te presentamos 4 de sus peculiaridades que la definen muy bien:

1) Crecimiento rápido: ideal para para cubrir en un par de meses una zona poco presentable de tu jardín.

2) Tupido follaje: No solo cubrirá este espacio sino que prácticamente lo desaparecerá por completo, sus flores también ayudarán a terminar de disimularlo.

3) Floración en temporadas invernales: Quizás la característica más particular de la bignonia. A diferencia de la mayoría de las plantas, suelen florecer en la estación invernal. De esta manera, estarás presumiendo flores mientras las de tus vecinos se empiezan a marchitar.

4) Cuidados moderados: En comparación con otras especies de trepadoras no ameritan tantos cuidados. Más abajo te detallaremos con precisión cuáles de estos les deberás impartir luego de plantarlas.

Plantación de matas de Bignonias

Seguramente ya te hemos terminado de convencer de correr al vivero y comprar el primer hijuelo de Bignonia que encuentres. Pero antes de ilustrarte cómo tienes que proceder para cultivarlas, primero tienes que considerar los siguientes tópicos para su saludable desarrollo:

  • Suelo: Suelen adaptarse muy bien en una alta gama de terrenos. Sn embargo, se sienten mucho más cómodas en suelos con mediado contenido de PH ácido y materiales orgánicos. Consigue un par de bolsas de fertilizante natural para proporcionarles nutrientes extra.
  • Clima: Ya hemos dicho que las Bignonias florecen en el invierno, pero esto no quiere decir que soporten temperaturas demasiado frías. Heladas muy fuertes pueden ocasionar que nuestra planta se seque. Toma estas precauciones si los inviernos de tu zona local son peculiarmente más fuertes.
  • Luz: Se adapte perfectamente a condiciones soleadas muy variadas. Tolera tanto los rayos solares que la impactan tanto directa como indirectamente. A pesar de ello, lo mejor será disponer de un lugar en donde en principio le dé solo indirectamente y que al crecer sí le den directamente. Esto por considerar que la planta se encuentra algo vulnerable en sus primeros meses de plantado.
  • Época: No encontrarás una estación más idónea para plantarlas que la primavera. Esta estación le otorgan a la planta la variedad de lluvia y sol necesarios para desarrollarse durante sus primeros meses. Es más, si tienes algo de suerte, en un par de meses podrás observar cómo sus primeros ramilletes empiezan a florecer.

Ya te hemos detallado los aspectos más importantes a tomar en cuenta antes de cultivarlas. Tomado notas de todo esto, pasemos sin demora al proceso de plantaje: Suelen darse muy bien por la reproducción de esquejes así que te recomendamos que pruebes esta. Compra unos cinco o seis esquejes en un vivero o córtalos tú mismo de la planta que no posea un largor no mayor de 15 centímetros.

bignonia florConsigue macetas de barro y primero debes proceder a plantarlas allí. La razón de ello es que tenemos que controlar que sus raíces se desarrollen saludablemente, y lo haremos mejor si las tenemos dentro de nuestro hogar controlando la cantidad de sol y agua que reciben. Agrégales el fertilizante que ya has comprado y  cúbrelas asegurándote de aplastar bien toda su superficie.

Riégalas solo cada 3 días y vigila que reciban no menos de 4 horas de sol diaria. Pasados 20 días ya debería haberles salido las respectivas raíces. Medita bien la zona en donde las plantarás y cava agujeros de 9 centímetros de profundidad. No debes cultivarlas a no menos de 20 centímetros entre cada una de ellas. Sácalas con cuidado de la maceta y luego agrega un poco más de abono para cubrirlas. Riega minuciosamente todo luego de llevar a cabo todo esto.

Cuidados necesarios de las plantas de Bignonias

Y ate hemos dicho que no necesitan de tan excesivos cuidados en comparación de otros tipos de matas de la misma especie. Pero, para asegurarnos de que crezcan vigorosamente, mejor consideremos los siguientes aspectos:

  • Abónalas 2 veces al año durante los primeros 4 años de vida. Luego podemos reducirlo a solamente una vez al año.
  • Riégalas todos los días por la mañana si interrupción. Si deseamos que sus flores engalanen a nuestro jardín con su máxima tonalidad, no debemos saltarnos ni siquiera un solo día. Hacerlo podría provocar que sus flores y hojas se opaquen.
  • Seguramente necesitaremos de una especie de soporte para que la planta empiece a trepar por el muro o valla. Para ello debemos utilizar muchos palos que colocaremos en fila para que la planta se adhiera a ellos. luego de que sus tallos estén completamente desarrollados podremos retirarlos para que se sostenga por sí sola.

Control de plagas y enfermedades

No deberías preocuparte más que por las posibles colonias de hormigas que suelen habitar en sus tallos. Estas son perjudiciales para que la planta florezca pues carcomen el interior de estos tallos impidiendo que los nutrientes lleguen a sus puntas. De esta menara, no recibirá las vitaminas necesarias para que se produzca su respectivo floreado.

floreciendo bignoniasCombatir una plaga como esta puede ser todo un dolor de cabeza si no actúas entes de tiempo. Para ello debes vigilarla a diario y, de visualizar tan solo a un par de ellas, rociar con insecticida la zona en donde se encuentran; seguramente se tratan de un comando de exploración que llamarán a toda la colonia en un par de horas. Si esta llega a tomar a tu Bignonia, será prácticamente imposible recuperarla por el estado en el que la dejarán.

3 Consejos finales para su mantenimiento

1) Pódalas una vez al año para controlar su crecimiento. Si querés estimular su proceso de floración puedes aumentar a dos podas por año para aumentar el número de flores que produzca.

2) No te recomendamos que la plantes en una maceta. Es una planta que necesita rienda suelta para crecer y no lo hará en el limitado espacio de un pequeño recipiente.

3) Prueba sacarles hijos o esquejes solo a partir de su segundo año de vida; así con toda seguridad estos terminarán pegando.