Conocida como “planta de caucho”, la Ficus Elástica es del tipo ornamental más popular. Es una planta tropical del noreste de la India y del sur de Indonesia. Ideal para crecer en interiores en macetas de gran tamaño.

En las zonas más tropicales, cálidas y húmedas se puede cultivar en el suelo. Sin embargo, cuando se establece puede llegar a crecer más de 30 metros de altura, las variedades cultivadas en interiores son mucho más manejables.

Para el cultivador de jardines internos que busca una especie de planta tipo árbol que cuente con un follaje atractivo y que a su vez mantenga una altura de 2 metros como mínimo, es una excelente opción.

Su nombre común proviene de la salvia similar al látex que brota fuera de las hojas y tallos leñosos si son rayados o cortados. Esta sustancia lechosa no es particularmente agradable para los seres humanos o mascotas, resulta muy irritante para los ojos y la piel por lo que se recomienda tratarla con cuidado.

Aunque no lo creas, los cultivares de Ficus Elástica tienen muchos nombres, pues ha estado presente en los jardines por más de un siglo. Entre las categorías más resaltantes y comunes se incluye una variación de tonos:

  • Verde: Shivereana
  • Rojo/negro: Borgoña
  • Blancos/rosados/verdes: Tineke y Sylvie

Todas estas variedades crecen prácticamente iguales sin importar el color, no obstante las que son del tipo con manchas abigarradas que varía entre los tonos amarillo – verde son un poco más lentas y fáciles a quemarse por el sol.

Plantación de Ficus Elástica

La Ficus Elástica es de hojas gruesas, que dependiendo de la categoría ésta puede variar de color. La propagación es relativamente sencilla, con el siguiente método estamos seguros que te irá muy bien, especialmente si lo haces durante los meses de verano.

  • Utiliza un pedazo de tallo o una punta creciente de aproximadamente 15cm de largo.
  • Retira todas las hojas que se encuentren en la barra.
  • En este momento comenzará a brotar una salvia, espera hasta que se detenga y luego lávalo suavemente.
  • Una vez que la salvia se ha detenido, planta el tallo en compuesto arcilloso o perlita.
  • Los medios de cultivo necesitan mantenerse húmedos, en un lugar cálido con luz solar parcial.
  • Evita que el corte se mueva de su sitio, el movimiento interrumpe el desarrollo de las raíces.

Este proceso suele ser un poco lento, pero va más rápido con un poco de calor inferior suave. Cuando posee raíces que crecen por fuera de los agujeros del drenaje o incluso se observan hojas nuevas ha llegado el momento de transferirla al suelo o a una maceta más amplia.

Cuidados de la planta

Esta especie es bastante fácil de hacerla crecer, entre sus características es que puede irle bien también con poca luz. Lo peor que puede hacer el cultivador es sobrecargarla de agua, ubicarla en un lugar muy oscuro o tenerla en temperaturas frías. Estos son los errores más comunes con la Ficus Elástica.

  • Una vez que la planta ha crecido a la altura deseada puede cortar la parte superior para controlar su crecimiento.
  • Ubícala en un punto iluminado, que no reciba la luz solar directa.
  • Las hojas deben ser limpiadas suavemente con agua tibia para remover el polvo. Utiliza un paño humedecido o una esponja muy suave.
  • Humedecer las hojas cuando hace mucho calor en el verano.
  • A las siembras recientes agregar fertilizante líquido diluido cada dos semanas durante los primeros 6 meses.
  • Necesita un suelo bien drenado en un lugar muy aireado.

Plagas o enfermedades

Como cualquier otra planta, este pequeño árbol puede desarrollar enfermedades por errores comunes en su cultivo; riego inadecuado, condiciones de malas temperaturas o exposición al sol directo.

  • Pérdida de hojas: ocasionado por exceso de riego, temperaturas bajas, poca luz o corrientes de aire frio por lo que necesitará atención lo antes posible. Identifica la verdadera causa para solucionar este problema independientemente de la causa deberás renovar el suelo superior.
  • Bordes de la hoja en tonos amarillentos: este proceso requiere de la corrección de ciertos errores por parte del cultivador. El problema podría ser un suelo pobre, alimentación insuficiente o exceso de agua. Deberás comprobar cuál de las causas anteriores podría estar ocasionándolo y corregir el hábito.
  • Plagas: los ácaros de la araña, la escala y las cochinillas son las plagas comunes que afectan este pequeño árbol, especialmente en aquellas de sol directo, aire seco, o ambos.

Para controlar cualquier problema a tiempo, debes mantenerte familiarizado con ella, aprender a leerla y revisarla regularmente donde quiera que la ubiques. A las plagas, les resulta una presa fácil si no se le ofrece una rutina de cuidado adecuada.

Por otro lado, si observas pequeños puntos blancos cerca de los bordes de las hojas que se encuentran espaciados y que al frotarlos para removerlos no se mueven, no entres en pánico. Esta es una de sus características, pues se trata de células especiales que contienen cristales de carbonato de calcio.

Consejos y recomendaciones

Estos árboles grandes pueden crecer hasta 15 metros de altura. Al aprender a cuidar una Ficus Elástica, existen algunos aspectos claves que se deben recordar, no son tan difíciles como podrías pensar.

Mientras comiences su cultivo desde que es una planta joven, obtendrás una mejor planta de interiores hasta lograr que se convierta, según su cuidado, en una planta madura y puedas trasplantarla a exteriores si las condiciones del suelo se prestan para ello.

Entre los mejores consejos para obtener un desarrollo con éxito se incluyen:

  • Elimina sin preocupación cualquier rama no deseada para dar una forma más completa.
  • Considera realizar la poda durante las temporadas de verano o primavera.
  • Remover del suelo original una vez que las raíces han madurado. Esto regularmente sucede 3 años después de su siembra.
  • Evita fertilizar durante el invierno o cuando esté recién trasplantada.
  • Considera realizar una mezcla de turba, corteza de pino y arena gruesa como base de suelo.
  • Estas plantas crecen bastante incluso en macetas pequeñas, sin embargo habrá un punto donde el crecimiento se detendrá. Cuando esto suceda pasa a un contenedor más grande o bien puedes dejarlo así.
  • Establece en una maceta, especialmente porque sus raíces en el suelo tienden a ser muy invasivas.