orquidea

La complejidad, belleza e increíble diversidad de las flores de Orquídeas resultan incomparables en el mundo de las plantas. Aunque no lo creas, estas bellezas exóticas forman la familia de plantas más grande con flores en la tierra. Cuentan con más de 30.000 especies diferentes y al menos 200.000 híbridos. Aprende todo lo necesario para contemplarlas en tu jardín de la mejor manera.

Con tantas variedades que prosperan en diversas condiciones de cultivo, resulta fácil encontrar una que se adapte a las condiciones que cualquier jardinero pueda proporcionar, ya sea una ventana o un invernadero de tamaño completo.

La mayoría de éstas son nativas de los trópicos. En su hábitat natural, se adhiere a la corteza de los árboles o a la superficie de otras plantas. Sus raíces gruesas y blancas se adaptan con facilidad a la absorción de humedad, así como de nutrientes disueltos.

Alrededor de esta planta surgen diversas teorías de acuerdo a la dificultad de su cultivo, y es que muchas de ellas lo son. Algunos son casi imposibles de mantener vivos, mucho menos florecer, incluso para los cultivadores más experimentados.

primer plano de orquideas

Afortunadamente, existe una gran variedad y cientos de híbridos resistentes, populares y fáciles de cultivar en un balcón soleado o bajo la iluminación dentro de casa. Explora las opciones y arma tu propia colección de flores exóticas.

Por su diversidad, hay casi una de ellas para cualquier tipo de persona. Entre las más fáciles de cultivar se encuentran:

  1. De polilla: florecen al menos dos veces al año. Prosperan en climas de veranos cálidos y húmedos, así como inviernos suaves y secos.
  2. De Zygopetalum: poseen patrones impresionantes y una fragancia que resulta fascinante. Florecen generalmente en primavera.
  3. Zapatillas: producen flores de larga duración.

Plantación de las Orquídeas

Debido a que perteneces a climas tropicales suelen crecer en los árboles y ramas, en lugar de en el suelo. Aferrándose a la corteza, absorben agua y nutrientes del aire, así como de la lluvia. Un factor clave que las favorece, es que están adaptadas para sobrevivir cuando la lluvia es escasa, acaparan el agua en hojas gruesas, tallos y raíces.

Por su naturaleza, están acostumbradas a la buena circulación de aire e iluminación preferiblemente igual que las condiciones de verano de las regiones templadas. Por lo tanto, antes de sembrar debes seleccionar una especie fácil de cultivar.

Los diferentes géneros necesitan de diferentes humedades ideales, horarios de riego, requisitos de luz y temperaturas de crecimiento. Toma en cuenta las siguientes recomendaciones antes de sembrar:

  • Elije el tipo de suelo adecuado, la mayoría de las raíces necesitan de mucho más aire de lo que el suelo en macetas les aportaría, por lo tanto se benefician de una mezcla más floja y porosa. Utiliza corteza, musgo, cáscaras de coco, carbón vegetal.
  • Al momento de sembrar, procura que las hojas cuelguen para ayudar a que el agua se drene lejos de las bases de las hojas.
  • De ser una planta grande, selecciona una maceta apta de acuerdo a su tamaño.

El proceso de plantación debe realizarse al aire libre en una casa de sombra o terraza cubierta, en el interior o en un árbol afuera que le proporcione sombras del sol directo. La manera ideal para sembrarla en una maceta es la siguiente:

  1. Retírala de la maceta original, asegúrate de cortar las raíces muertas o podridas.
  2. Divide la raíz de la planta en varias secciones diferentes, antes de colocarla en la maceta.
  3. La sección más madura de crecimiento debe colocarse contra la pared de la olla.
  4. Agrega ligeramente la mezcla de compuesto, apenas cubriendo el sistema de raíces.

Cuidados de las Orquídeas

Con miles de especies diferentes, es imposible dar instrucciones generales de cuidado y cultivo. Sin embargo, el aspecto puede proporcionar pistas sobre sus preferencias por la luz, agua y medio de cultivo.

orquidea flor

  • Permite que se sequen ligeramente entre regadas durante el invierno.
  • Si tiene pocas hojas es probable que necesite de luz alta.
  • Si las hojas son blandas, está muy sensible a la luz por lo tanto debe retirarse del sol directo.
  • Si tiene pseudobulbos, debe ser regada con moderación y crecer en trozos gruesos de corteza o roca. Si por el contrario no los posee, requiere de un riego frecuente o cultivarse de manera que retenga más humedad.

Plagas o enfermedades

Incluso con el mejor cuidado las plagas o enfermedades pueden ocurrir. Las situaciones que generalmente afectan a la orquídea incluyen problemas ambientales, enfermedades y algunas plagas.

  • Problemas ambientales: debido a su naturaleza son plantas que crecen en las ramas de los árboles en muy poco suelo utilizando sus raíces para aferrarse. Son muy sensibles a los cambios ambientales.
  • Explosión del brote: puede necesitar de mayor humedad o iluminación más brillante.
  • Malas condiciones de luz: el follaje cambia de color en respuesta a las condiciones de iluminación.
  • Envasado: sembrar adecuadamente es necesario para el éxito.
  • Plagas: vigila con frecuencia que no se infecten por ácaros de araña, escamas, cochinillas. Para controlar esta situación, utiliza jabón insecticida para eliminarlos por completo.
  • Enfermedades: la pudrición de la raíz puede presentarse como un color amarillento general. Elimina las raíces dañadas para reducir los riesgos.

Consejos y recomendaciones finales

Como una regla general, compartimos contigo algunos de los consejos y recomendaciones finales que deberás tomar en cuenta de acuerdo al tipo que hayas elegido sembrar en tu jardín.

  • Elije una de las variedades menos exigentes que se adapte al tipo de condición de cultivo que puedes ofrecerle.
  • Compra la más madura que consigas.
  • Muchas son gratificantes como plantas de interior.
  • Las ventanas orientadas al sur y al este son la mejor ubicación.
  • La Orquídea terrestre crece en el suelo. Sin embargo, las tropicales se desarrollan mejor en el aire.
  • La mayoría toleran la sequía mucho mejor que el exceso de humedad.
  • Deben ser regadas una vez por semana.
  • Un medio de cultivo debe proporcionar una buena circulación de aire y permitir que el agua drene rápidamente.
  • Demasiada luz puede causar tejido amarillento, mientras que la falta de luz desarrolla un follaje oscuro.
  • Evita que el agua se estanque en la maceta o en el lugar que decidas sembrarla.

Debes consultar con tu proveedor para verificar cuál de estos consejos finales se adaptaría mejor a la has seleccionado para evitar un posible deterioro.