Si estás buscando una vistosa floración anual en un jardín soleado, o en una maceta para darle color la planta ideal que debes cultivar es la Gazania. Es adorable a la vista, de tipo perenne y herbácea.

Conocidas por su nombre común de flores del tesoro, los paisajistas la usan en combinación con otros cultivadores bajos como una cubierta de tierra ornamental para bordear el césped o incluso reemplazar partes de ellos.

Al cultivarlas, debes esperar que la planta naturalmente alcance de 20cm hasta 50cm de alto y aproximadamente tenga la misma extensión, ya que se desplaza por la tierra creando una especie de alfombra. Esta floración fácil de cultivar es tolerante con el suelo pobre, seco o arenoso.

El crecimiento de la Gazania florece en tonos muy vivos que pueden ser en dos tonos o multicolor, entre los que generalmente se observan en los jardines de incluyen

  • Rojo
  • Amarillo
  • Rosa
  • Naranja
  • Blanco

Estas floraciones resultan totalmente llamativas durante los principios de la temporada del verano, así como a principios de otoño.

Plantación de la planta

Este espécimen colorido de bajo crecimiento, puede establecerse con facilidad en contenedores para colocar en el patio o jardín, también puede sembrarse directamente en el suelo para incorporarlo directamente al paisaje.

Debido a que ciertas especies son invasoras en algunas áreas, asegúrate de que no se está propagando de más. Fácilmente su crecimiento se da a través de la siembra de semillas o cortes de plantas maduras.

Para realizar el proceso a través de semillas considera:

  • Selecciona una maceta pequeña de turba.
  • Llénala con cualquier abono comercial liviano.
  • Espolvorea ligeramente las semillas en la superficie y cúbrelas con no más de 2cm de tierra.
  • Cúbrela con plástico transparente para evitar que la tierra se seque.
  • Coloca la maceta en luz brillante, directa y a temperatura ambiente.
  • Según sea necesario humedece el suelo para mantenerlo ligeramente húmedo.
  • Retira el plástico una vez que aparezcan las plántulas.
  • Una vez que tenga hojas, agrega regularmente compuesto o fertilizante.

Mientras que si decides hacerlo mediante cortes, este es el proceso que deberás realizar antes de poner manos a la obra; desentierra un grupo, cavando un círculo alrededor de la planta para evitar dañar las raíces. De igual manera, levanta el macizo y divídelo en secciones más pequeñas. Asegúrate de seleccionar cortes con brotes y raíces sanas.

Una vez que realices lo anterior, es momento de sembrarlas. Pon a prueba el siguiente método, estamos seguros que lograrás hacerlo con éxito:

  • Cava un agujero dos o tres veces el ancho del sistema de raíces.
  • Colócala en el agujero a la misma profundidad en la que se encontraba.
  • Agrega un poco de tierra alrededor de las raíces y luego el agua profundamente.
  • Mantén el suelo húmedo hasta que aparezca un nuevo crecimiento.

Cuidados de Gazania

El cuidado de las flores de Gazania es limitado y a menudo inexistente si no tienes el tiempo ni la inclinación por atenderlas. Por fortuna, una vez que se establece su atención es muy simple y no implica de cualquier otra cosa aparte del riego.

  • A pesar de que son resistentes a la sequía, prosperan en grandes cantidades de floración cuando se mantienen bajo una rutina de riego.
  • Pellizca las flores que se desvanecen con tus dedos para animar un período más largo de floración.
  • Poda anualmente a finales del invierto o principios de la primavera.
  • Fertiliza anualmente después de la poda. Procura no sobrecargarlo de fertilizante. En los suelos moderadamente fértiles no requieren de fertilizante, sin embargo esto puede estimular el crecimiento saludable.

Plagas o enfermedades

Asegúrate que la planta esté libre de insectos y enfermedades. Algunos insectos sobre las flores como las abejas y mariposas son totalmente normales, procura protegerlas de otros insectos a escala.

Enfermedades que pueden afectar directamente la Gazania

  • Mildiu débil: esto sucede cuando existe un crecimiento de hongos denso blanco o grisáceo y se desarrolla principalmente en la parte inferior de las hojas. Para corregir esto, debes eliminar las plantas infectadas.

Para prevenir que esto se propague y siga ocurriendo, procura aplicar un fungicida al resto de la planta que se encuentre sana, al igual que a las que comparten espacio o se encuentran alrededor de la Gazania.

  • Hongo en raíz: las plantas se tornan de un color amarillo óxido, posteriormente se marchitan y mueren. Para evitar esto, planta en una maceta estéril, es decir, nueva. De igual manera, mantén alejada la manguera de la siembra. Como último recurso, deberás desechar aquellas que se encuentren infectadas para evitar una propagación.

Por otra parte, en la mayoría de los casos serás capaz de identificar si los insectos dañinos han tocado la siembra por la apariencia de sus hojas, estas se verán notoriamente descoloridas. De ser este el caso, elimina las áreas infectadas y rocía con un repelente de insectos orgánicos que no dañará la floración.

Consejos y recomendaciones

Son flores hermosas, que florecerán en muchos colores brillantes, pero como muchas otras flores deben crecer de manera específica para alcanzar su potencial. Existen muchos errores simples que se pueden evitar al plantar y cultivar Gazanias.

Con el cuidado apropiado podrás gozar de todo su esplendor visual durante todo el año. Toma en cuenta los siguientes consejos y recomendaciones para asegurarla de la mejor manera en tu jardín personal.

  • Siembra las Gazanias a principios de la primavera, en pleno sol y en terreno bien drenado.
  • Mantén húmedo después de plantar hasta que veas un nuevo crecimiento.
  • Siempre y cuando tengan un buen drenaje, estas flores pueden tolerar casi cualquier tipo de suelo, alcalino, arcilla, arena o ácido.
  • Asegúrate antes de regar que el suelo alrededor se encuentre seco al tacto.
  • Deja un espacio entre otras plantas de al menos 40cm de separación para formar una estera de cubierta de tierra.
  • Comienza a podar cortando el follaje al menos 10cm por encima del suelo para fomentar el crecimiento.
  • Asegúrate de sembrar en suelo bien drenado y colocar una capa delgada de fertilizante orgánico alrededor de la planta, así como en el agujero de plantación para darle los nutrientes que necesita.
  • Siembra las secciones en una cama de jardín preparado tan pronto como sea posible.