Como arbusto de base, o planta de un ejemplar, la Camelia es uno de los arbustos más populares de invierno y primavera. Su follaje verde llamativo, conformación elegante y flores de colores brillantes la convierten en uno de los pilares de los jardines durante todo el año. Esto es lo que necesitas saber para cultivar este arbusto con éxito.

Casi en cada cualquier época del año, se pueden encontrar flores aun cuando se asoman las primeras nevadas. Como muchos arbustos, hay miles de variedades cultivadas de la Camelia e híbridos. Generalmente tienen las siguientes características:

  • Tamaño: por su diversidad, pueden crecer entre 2-4 metros de alto. El ancho generalmente ocupa 1 o 2 metros.
  • Forma: su apariencia es de un arbusto vertical denso con forma de árbol redondeado, piramidal o pequeño.
  • Flores: de gran tamaño como las rosas, con colores que van desde el blanco, rosa, rojo y amarillo. Poseen una amplia gama de tamaños, formas y colores, incluyendo floraciones semi-dobles, dobles y veraniegas de hasta 12cm de ancho.
  • Follaje: siempre verdes, hojas oscuras y brillantes.
  • Crecimiento: Lento, alrededor de un pie por año.

Algunas de sus variedades pueden ser utilizadas como bordes para jardines y setos. Incluso muchas pueden ser cultivadas como bonsái. Las Camelias a menudo pueden ser vistas como plantas de anclaje. Su gran tamaño y follaje verde oscuro proporcionan la estructura, equilibro y altura a un diseño total de jardín.

camelia

Entre su variedad, existen dos tipos de Camelia comunes en los huertos caseros:

  • Camelia japónica: florece en el invierno o principios de primavera. Poseen grandes hojas y flores, son las especies más familiares para los jardineros caseros.
  • Sasanqua Camelia: tienen hojas más pequeñas, más oscuras junto con flores más pequeñas que florecen en el otoño. Resultan más resistentes, tolerantes a la sequía y a las enfermedades.

Otras especies están disponibles con variedades aún más cultivadas. Plantar más de una especie aportará a tu jardín el color de varias estaciones. De igual manera, podrás disfrutar de su belleza en una tarde al aire libre, también disfrutar de una bebida hecha con sus hojas.

Como plantar las camelias

Son arbustos de bosque que crecen mejor en refugio y sombra de luz, aunque con riego cuidadoso se pueden cultivar en lugares soleados. La buena preparación del suelo les ofrece una buena base para su crecimiento. Antes de realizar el proceso toma en cuenta lo siguiente:

  • Retira toda la maleza perenne.
  • Incorpora materia orgánica en el área cerca de 1 metro cuadrado.
  • Proporciona condiciones de drenaje libre
  • Requieren de un suelo ácido con una textura que proporcione buen drenaje y aire alrededor de las raíces. Si tu suelo no es ácido, considera que su crecimiento sea en un contenedor, recipiente o maceta.

La mayor parte de estos arbustos crecen en las comunidades, en semi-sombra proporcionada por una copa de árboles, como los pinos.

La mayoría de las Camelias necesitan una buena luz para prosperar. Prefieren un poco de sombra para dar protección tanto a las flores como a las hojas, especialmente en los climas calurosos donde el sol del mediodía puede quemar las hojas y blanquear el color de las flores.

Para sembrar camelias

  • Cava un agujero que es dos veces más ancho y profundo que la base de la raíz
  • Rellena el fondo del agujero con compuesto y llévalo hacia abajo.
  • Retírala del recipiente donde la has comprado y colócala en el centro.
  • Rellena alrededor de la planta, inclinando suavemente el suelo por los lados de la raíz expuesta.
  • Evita cubrir las tapas de la bola de raíz.
  • Agrega agua al momento de la siembra.

Cuidados de la planta

Las Camelias son árboles de larga vida y arbustos que proporcionan follaje verde brillante durante todo el año y flores de estación fría. Por su naturaleza, realmente prosperan cuando se les proporciona las condiciones adecuadas de crecimiento, poda, fertilización y buena higiene de jardín. Toma en cuenta sus cuidados especializados para cultivarla con éxito.

cuidado de la carmelia

  • La poda del tipo japónica debe realizarse después de la floración de primavera.
  • La poda de la Sasanqua Camelia debe hacerse a principios de la primavera, antes de la formación de sus flores.
  • Necesita de luz y el pellizco de las puntas de las ramas para aportar vitalidad.
  • Luego de la floración, alimentarlas ligeramente con un fertilizante equilibrado.
  • Mantenlas regadas, más no empapadas.
  • Aumenta el riego durante el tiempo de florecimiento para fomentar flores llenas.
  • Retira sus ramas débiles o muertas.

Plagas o enfermedades

Naturalmente arrojan las hojas más viejas, por lo que una pequeña cantidad de pérdida de sus hojas es normal. Sin embargo, cuando dejan caer grandes cantidades de hojas muertas, amarillentas o manchadas pueden ser signo de enfermedad.

Otras de las plagas o enfermedades que regularmente impiden su desarrollo normal incluyen:

  • Insectos: procura mirar debajo de las hojas para controlar los insectos de escala y ácaros de la araña. Si esto sucede trátala con jabón insecticida, spray o alcohol.
  • Hongos: para ayudar a prevenir el hongo como el tizón del pétalo, utiliza el rastrillo y quitar tanto las floraciones como pétalos caídos.
  • Control de suelo: si las venas de las hojas se tornan amarillas, el pH del suelo puede ser demasiado alto. De ser este el problema de tu planta, realiza una prueba de suelo y ajusta según sea necesario.

Consejos y recomendaciones finales

Al seleccionar la ideal para tu jardín, comienza por observan con detenimiento su tiempo de floración. Decídete por aquellas con diferentes horarios de floración, para disfrutar de ellas durante un período prolongado.

Procura tomar en cuenta los siguientes consejos y recomendaciones para realizar un cultivo ideal que te permita disfrutarlas durante todo el año:

  • Necesitan ser plantadas un poco alto, la parte superior de la bola de la raíz debe estar nivelada con la superficie del suelo.
  • Las raíces son superficiales, evita sembrarlas bajo arboles de sombra poco arraigados.
  • A menudo se cultiva a la sobra de los árboles de pino alto y arraigado.
  • Usa fertilizante con moderación, ya que no requieren muchos nutrientes extra.
  • Las variedades más pequeñas se pueden cultivar en recipientes.
  • Utiliza mezcla de envasado especial para Camelias o azaleas para obtener mejores resultados.
  • Aplica el fertilizante en un círculo ancho alrededor de la línea de goteo del arbusto, en lugar de concentrarlo alrededor del tronco.
  • Se propagan fácilmente por estacas de madera blanda, capas de aire o injertos.
  • Protegerlas de fuertes vientos, bien sea fríos o calientes.
  • Las plantas altas pueden necesitar apoyo de estacas, para evitar que el viento las balancee.