Adelfa

La Adelfa es un arbusto conocido por sus grandes y llamativas flores que se presentan en diversos tonos de colores, que van desde el rojo, amarillo claro, lila, salmón, rosa y blanco. Debido a su ramificación de característica densa y de rápido crecimiento, resulta un seto popular entre los amantes de la jardinería. Sigue leyendo para conocer todo lo relacionado con este hermoso pequeño árbol tan llamativo.

Es un atractivo arbusto de hoja perenne para climas cálidos, de rápido crecimiento, flores fragantes, coloridas y muy perfumadas que florecen durante todo el verano y el otoño. Resulta especialmente útil para paisajes urbanos y plantaciones de playa. Sin embargo, plantadas adecuadamente, pueden crecer en distintos lugares que otras no lo hacen.

Entre sus múltiples facetas, es un seto realmente adaptable que florece con facilidad cuando recibe sol. Mientras que en las áreas con sombra parcial no obtendrá el mismo resultado; también puede producir sus hermosas flores pero no de la misma manera que si se encontrara a la luz del sol.

Plantación de las Adelfas

Cuando se tiene la idea de comenzar a embellecer una jardinería, tiende a surgir la pregunta ¿Cuál es la forma adecuada para plantar un arbusto? Pues bien, la plantación de un arbusto de Adelfa resulta una excelente opción para tornar atractivo cualquier paisaje.

Afortunadamente, en casi cualquier tipo de suelo pueden lograrse grandes resultados. Entre las opciones para hacerlo se incluyen:

  • Arcilla pesada
  • Parcelas pantanosas
  • Arena drenada
  • Áreas con altos niveles de sodio, cloruro y sales

Sin embargo, la mejor elección es plantarla en un suelo con pH neutro, es decir, que se encuentre entre los niveles de 6.5 y 7.5. Idealmente, se recomienda seleccionar un sitio con pleno sol a sombra ligera y suelo drenado. Aunque, por su asombrosa adaptabilidad puede soportar condiciones secas así como suelos pantanosos.

Adelfa brote

Si bien es cierto, se puede plantar en cualquier momento. Sin embargo, recuerda hacerlo a principios de primavera o el otoño. Preferiblemente al anochecer o en condiciones de nublado, todo esto para darle tiempo a las plantas de procesar el nuevo ambiente en el que estarán antes de someterlo a la luz solar directa.

Entre las instrucciones más adecuadas para tenerla en tu jardín se encuentran:

  • Cavar un agujero para cada arbusto, tan profundo como la bola de la raíz y 3 veces más ancho
  • Retira con cuidado la planta del recipiente y colóquela en el orificio
  • Llena el agujero hasta la mitad con tierra
  • Riega bien para asentar el suelo y eliminar los bolsillos de aire
  • Espera que el agua escurra
  • Termina de llenar el resto del agujero con la tierra
  • Riega las raíces de la planta inmediatamente después de la siembra

Generalmente las nuevas plantaciones de este hermoso árbol no requieren fertilizantes, sin embargo, este podría aumentar la tasa de crecimiento y florecimiento. Si te animas a utilizarlo, usa uno a base de nitrógeno bajo en fosforo.

Cuidados de las Adelfas

Afortunadamente el cuidado de esta planta es fácil, es por ello que es tan popular al aire libre. Cuando se viaja por carretera a menudo se observan estos arbustos que proporcionan una exhibición de flores duraderas con muy poco mantenimiento.

En el clima adecuado, esta planta es fácil de cultivar porque no requiere ningún cuidado especial más allá de la poda y alimentación anual. A pesar de esto, compartimos contigo los cuidados recomendados por profesionales:

  • En los jardines requieren de un cuidado mínimo.
  • Aunque son tolerantes a los períodos de sequía, se obtendrán mejores resultados cuando son regados durante estos.
  • Si el suelo es pobre, se recomienda alimentar a la planta con un fertilizante equilibrado durante su primera primavera.
  • Una vez establecidos no requieren una fecundación de rutina.
  • Pellizcar las puntas de los tallos jóvenes anima el arbusto a la ramificación hacia afuera.
  • Podar para eliminar los miembros dañados o enfermos, de igual manera podar para dar forma al arbusto a finales de otoño.

Plagas o enfermedades

AdelfasGeneralmente, no tienen problemas graves de infecciones de insectos o enfermedades. Aunque, de todas las plagas de la Adelfa, la oruga es la más perjudicial. Estas plagas tienden a alimentarse por grupos, masticando y dejando pequeños agujeros entre las venas de las hojas. La planta puede sobrevivir a este ataque, sin embargo, puede debilitarla y hacerla susceptible a otras plagas.

La manera más segura y eficaz de controlarlas es recogerlas a mano y dejarlas en un cubo de agua con jabón. Aunque los productos químicos deber ser siempre el último recurso, pueden utilizarse para eliminar a las orugas sin dañar a las mariposas y otros insectos beneficiosos.

Por otra parte, en los climas húmedos, los insectos de escala pueden resultar un verdadero problema. Una vez que las plagas estén activas el tratamiento de estos es con aceite horticultural lo antes posible. También, puede utilizarse un jabón insecticida si se considera necesario.

Consejos y recomendaciones finales

Algunas consideraciones para tomar en cuenta al manipular y elegir un sitio para su siembra incluyen:

  1. Utiliza guantes mientras trabajas con ella para prevenir reacciones alérgicas en la piel.
  2. Ubícala lejos del fácil acceso de los niños y mascotas. Aunque sus flores son hermosas, todas las partes de la planta son extremadamente venenosas si llegan a ingerirse.
  3. Las plantas de Adelfas maduras pueden alcanzar alturas de hasta 6 metros, por lo tanto evalúa bien el lugar donde la vas a sembrar.
  4. Dependiendo de la variedad de plantas a colocar con la Adelfa, procura dejar una separación de 1 a 3 metros.
  5. Evita la plantación de los arbustos en un día ventoso para impedir que se sequen las raíces.
  6. Evita regar el follaje para prevenir el daño de las hojas y posibles quemaduras.
  7. Procura no regar demasiada agua durante los meses más frescos para evitar las enfermedades de la raíz.
  8. Pódala después del período de floración principal para incrementar el crecimiento de las flores y reducir el tamaño del arbusto.
  9. Las hojas amarillentas indican que está recibiendo mucha agua.
  10. Si el suelo es de arena, agrega una pequeña cantidad de musgo de turba al agujero de la planta.

Bien sea en la frontera de un jardín o si se siembra individualmente, este atractivo arbusto dará un toque de aroma y color al lugar donde decidas colocarlo.