aspersor

¿Cómo mantener un césped exuberante y verde, incluso durante los largos y calurosos días de verano? Regar demasiado significa que está desperdiciando dinero y valiosos recursos naturales, pero si no riega lo suficiente, su césped puede volverse seco y marrón.

Pautas para regar su césped

Estas son las pautas básicas para saber cuándo y cómo regar el césped de manera más eficaz.

¿Cuándo regar?

El mejor momento para regar es cuando el césped comienza a mostrar signos de estrés. Un césped estresado se verá ligeramente marchito con un tinte verde azulado en lugar de su habitual color verde esmeralda. Si las huellas de las pisadas o de la cortadora de césped permanecen en el césped 30 minutos después de cortarlo o de caminar sobre él, el césped se ve afectado. Puede probar la humedad del suelo insertando un destornillador, una paleta u otro objeto similar en el césped. Si el suelo es tan duro que el destornillador no se desliza fácilmente, la tierra está demasiado seca.

Siempre confirme que el césped necesita agua analizando el suelo antes de irrigar; el clima cálido y seco puede hacer que el césped se vea estresado incluso cuando el suelo aún está húmedo. Si el césped se ve estresado y el suelo aún está húmedo, rocíelo con agua durante no más de 15 segundos. Esta rápida ráfaga de agua no se considera irrigación porque no moja el suelo; sólo proporciona la humedad suficiente para enfriar el césped y aliviar el estrés.

¿Cómo regar?

Es difícil saber cuánto regar un césped porque la cantidad depende de varios factores, incluyendo el tipo de césped, el clima, el tipo de suelo y el uso. La experimentación es la mejor manera de aprender. Por ejemplo, aplique alrededor de 1 mililitro de agua si su suelo es arenoso, y aproximadamente 2’5 si su suelo es de textura fina, arcilloso o pesado (un pluviómetro barato es la manera más fácil de saber cuánta agua ha aplicado). Esta cantidad de agua debe empapar el suelo a una profundidad de 10 a 15 centímetros, pero usted debe probar el suelo con una paleta o un destornillador para estar seguro.

Si el agua comienza a escurrirse antes de haber regado la cantidad recomendada, deje que el agua se absorba y luego termine de regar. Una vez que haya hecho esto varias veces, tendrá una mejor idea de cómo regar el césped de manera eficiente.

Consejos adicionales sobre su cuidado

Riegue profundamente, pero sólo cuando el césped muestre signos de estrés; el riego profundo y poco frecuente crea raíces fuertes y resistentes a la sequía. Nunca riegue todos los días; regar con demasiada frecuencia alienta a las raíces poco profundas y débiles y a la hierba poco saludable. Para un césped sano y raíces resistentes, espere el mayor tiempo posible antes de regar y no se moleste en regar si el informe meteorológico predice lluvia.

Riegue temprano en la mañana para minimizar la evaporación. Un temporizador de riego barato es una opción si no eres madrugador.

Riegue sólo las áreas estresadas de su césped, ya que el césped no siempre se seca de manera uniforme. Las áreas con suelo arenoso o cerca de caminos de entrada y aceras tienden a secarse más rápido.