Considerada una planta leñosa y ramificada; la Albahaca es favorecida por el clima cálido que le ayuda a crecer rápido. Su fabuloso aroma cubre todo el ambiente durante el verano, además que establecerla en casa resulta menos costoso que comprarla empaquetada en el supermercado. Aquí tienes todo lo que necesitas saber para empezar a hacer crecer la tuya.

No hay nada como recortar hojas de Albahaca fresca del jardín y correr a la cocina para añadirlas a lo que se esté cocinando. El sabor fresco, picante y de aroma a clavo de olor es una adición natural a muchos estilos de cocina.

Una planta bien podada proporcionará aproximadamente ½ taza por semana. El tipo más común que se consume es la Albahaca dulce, otros tipos entre los que puedes escoger para tener una en tu jardín privado incluyen:

  • Albahaca canela: huele como la especia dulce y posee flores fragantes.
  • Albahaca de limón: contiene un citral, un compuesto aromático que se encuentra en los cítricos.
  • Albahaca de color púrpura: se cultiva generalmente para decorar, así como su aroma y flores.

Una de las principales diferencias entre estas y muchas otras hierbas es que es una oferta anual que crece sólo durante el verano.

Plantación de la Albahaca

La Albahaca es una adición maravillosa para un jardín dentro de un contenedor. Aunque también se desarrolla en un suelo bien drenado, situado en área bien soleada. En el jardín, resulta una buena opción plantarla entre los tomates.

Es fácil de sembrar y relativamente rápida para germinar. Cuando se hace la siembra a partir de semillas, procura hacerlo cuando no haya un clima helado. Antes de comenzar a plantarlas elije bien el tipo de Albahaca que deseas hacer crecer.

Como vienen en variedades diferentes cada una tiene un sabor y olor único. Por lo tanto, escoge una o varias especies que te atraigan, pide las semillas o comprarlas en una tienda especializada de jardinería.

Para sembrar en contenedores a partir de semillas, hazlo después de la última época de vientos fríos y de la siguiente manera:

  • Llena el contenedor individual con una mezcla de partes iguales de perlita y turba.
  • Planta las semillas o plántulas en el suelo alrededor de 5cm de profundidad con 10cm de separación.
  • Cubre las y presiona ligeramente la mezcla para eliminar las bolsas de aire.
  • Humedece la mezcla con agua de manera que esté lista para proporcionar el ambiente adecuado para que germinen con éxito.
  • Riega los primeros brotes dos veces al día.

Si por el contrario, estás plantando un corte o trasplante de una más pequeña en el jardín o en un contenedor, asegúrate que la temperatura del suelo sea por lo menos de 70°F. Un corte de Albahaca se arraiga fácilmente cuando se coloca en agua. Así que para hacer esto:

  • Selecciona un área de al menos 10cm de la que aún no ha florecido. De esta manera, las raíces se formarán en una semana.
  • Trasplántala directamente en el jardín o contenedor una vez que se note un sistema de raíces sanas.
  • Cava agujeros espaciados por lo menos con 15cm entre sí porque crecen en gran tamaño.
  • Coloca las raíces en los agujeros y cubre los tallos con la tierra.
  • Presiona ligeramente para eliminar los bolsillos de aire.

Cuidados de la planta

Un buen cultivador con un poco de esfuerzo, se puede satisfacer de los múltiples beneficios de esta hierba y de su adición aromática para las comidas que resulta totalmente deliciosa. Por lo tanto, pon en práctica los cuidados generales que a continuación compartimos contigo para lograr su óptimo desarrollo, así como para potenciar su gran sabor.

 

  • Ubícala en un lugar donde reciba de 6 a 8 horas de sol o sombra parcial. Las necesita para aumentar el sabor de sus hojas.
  • Se beneficia de la sombra de la tarde, especialmente cuando es regada con abundante agua por las mañanas.
  • Proporciona un suelo rico, húmedo pero bien drenado con un pH que varíe de 6 a 7. Con esto, su desarrollo será impresionante.
  • Asegúrate de recoger las hojas regularmente para fomentar el crecimiento durante todo el verano.
  • Recorta las flores cuando hagan su primera aparición para evitar que afecten el sabor de sus hojas.
  • Realiza una poda con regularidad para aumentar la producción de hojas por semana.
  • Puedes regarlas libremente durante los períodos secos en verano, si es posible dos veces al día siempre y cuando su drenaje sea efectivo.

Plagas o enfermedades

Ocasionalmente, es molestada por áfidos, babosas o escarabajos japoneses. Sin embargo, la mayor amenaza es el drenaje deficiente, por lo que para evitar la podredumbre de la raíz establécela en un suelo bien drenado.

La mejor manera de controlar las plagas es recogerlas de las plantas a mano. Si muestran signos de crecimiento de moho, es posible que no estén recibiendo suficiente luz solar, o que están demasiado juntas. De ser este el problema procura eliminar las más pequeñas para dejar espacio a las más grandes.

Consejos y recomendaciones

Una vez que se conocen los usos de la Albahaca en las cocinas de todo el mundo resulta llamativa la idea de plantarla en casa. Por ser de cosecha anual, significa que una vez que florece, está cerca de sus últimos días.

Si ya estas cultivando tu primera camada de Albahaca o piensas hacerlo pon a prueba nuestros consejos y recomendaciones que incluyen:

  • El suelo donde se va a establecer debe estar alrededor de 70°F, húmedo y bien drenado para un mejor crecimiento.
  • Al plantar agrega una gran cantidad de nutrientes orgánicos de compuesto o harina de semilla de algodón en el suelo.
  • Es muy sensible al frio, así que vigílalas con cuidado de acuerdo a cómo el clima ha variado.
  • Puede sembrarse en el jardín o en contenedores permanentes.
  • Si la siembras en un recipiente, utiliza uno que sea grande para mantenerlas protegidas del tiempo caluroso.
  • Mantén el suelo húmedo, pero no empapado.
  • Si estas planeando cocinar con estas, hazlo en suelos limpios. Por lo tanto evita el uso de fertilizantes.
  • Asegúrate siempre de que la siembra se encuentre siempre al aire libre.

Cuando llegan a los 3 cm de altura es momento de trasplantarla a un recipiente más grande.