fuego bacteriano en hojas

Mientras que hay numerosas enfermedades que afectan a las plantas, la enfermedad de las plantas, el fuego bacteriano, que es causado por bacterias (Erwinia amylovora), afecta a los árboles y arbustos en los huertos, viveros, y plantaciones de jardinería, por lo tanto, nadie está a salvo de su camino.

¿Qué es el fuego bacteriano?

La enfermedad del fuego bacteriano es a menudo influenciada por el clima estacional y generalmente ataca las flores de la planta, moviéndose gradualmente a las ramitas y luego a las ramas. El fuego bacteriano toma su nombre de la apariencia quemada de las flores y ramitas afectadas.

¿Cuáles son sus síntomas?

fuego bacteriano en ramita

Los síntomas del fuego bacteriano pueden aparecer tan pronto como los árboles y arbustos comienzan su crecimiento activo. El primer signo de fuego bacteriano es un exudado de color marrón claro a rojizo y acuoso proveniente de la rama, ramita o tronco infectado. Este exudado comienza a oscurecerse después de la exposición al aire, dejando vetas oscuras en las ramas o troncos.

Las infecciones por fuego bacteriano a menudo se trasladan a las ramitas y ramas de las flores infectadas. Las flores se vuelven marrones y se marchitan y las ramitas se marchitan y ennegrecen, a menudo enroscándose en los extremos. En los casos más avanzados de infección por fuego bacteriano, comienzan a formarse aftas en las ramas. Estos parches descoloridos y exudados contienen masas de bacterias del fuego bacteriano y las infecciones graves pueden ser fatales.

¿Qué remedios hay?

La bacteria del fuego bacteriano se propaga fácilmente a través de varios medios tales como lluvia o salpicaduras de agua, insectos y pájaros, otras plantas infectadas y herramientas de jardinería sucias. El riesgo máximo de exposición a esta bacteria es a finales de la primavera o principios del verano cuando emerge de la inactividad. Desafortunadamente, no hay cura para el fuego bacteriano; por lo tanto, los mejores remedios para el fuego bacteriano son la poda regular y la remoción de cualquier tallo o rama infectada. También puede ayudar evitar el riego por aspersión, ya que las salpicaduras de agua son una de las formas más comunes de propagar la infección.

También se debe prestar especial atención a las herramientas de jardín, especialmente a aquellas que han estado expuestas a las bacterias. Las herramientas deben esterilizarse en una solución alcohólica que contenga tres partes de alcohol desnaturalizado por una parte de agua. El etanol y el alcohol desnaturalizado son muy diferentes. Mientras que el alcohol de etanol no es venenoso y es bastante seguro de usar, el alcohol desnaturalizado es un solvente tóxico que a menudo se usa como diluyente de laca. También se puede usar blanqueador doméstico diluido (una parte de blanqueador por nueve partes de agua). Asegúrese siempre de secar bien las herramientas para evitar la corrosión. A veces también ayuda engrasarlas.

¿Qué tratamiento tiene?

hojas con fuego bacteriano

Debido a que no existen remedios para curar el fuego bacteriano, es muy difícil de controlar; sin embargo, un tratamiento para reducirlo es por fumigación. Se ha desarrollado una variedad de bactericidas para combatirlo, aunque los químicos para tratarlo no siempre son efectivos. Por ejemplo, los productos de cobre fijos se utilizan a menudo como tratamiento contra el fuego bacteriano, pero esto sólo reduce la capacidad de la bacteria para sobrevivir y reproducirse.

Siempre lea y siga cuidadosamente las instrucciones antes de usar cualquier producto químico para tratar el fuego bacteriano. Debido a que los productos químicos no siempre son efectivos en el control del fuego bacteriano, el control orgánico, como la poda extensiva, puede ser la única opción para el tratamiento del fuego bacteriano.