Brillante, amante al sol y productora en abundancia sus flores, la planta de Lantana Camara engalana cualquier paisaje con sus porciones de colores. Poco a poco se ha introducido en muchas partes del mundo como una planta ornamental de áreas tropicales y subtropicales. Sigue leyendo y aprende todo lo necesario para aprovecharla durante todo el año.

Estas flores parecidas a la Verbena han sido admiradas desde hace mucho tiempo por su prolongado tiempo de floración. Existe diversidad entre su especie; las variedades disponibles que ofrecen una multitud de colores que van desde el rojo, amarillo, blanco, naranja, rosa hasta el lavanda.

Dependiendo de la región y el tipo que se ha cultivado, estas plantas se pueden tratar como anuales o perennes. Sembradas en el jardín o en contenedores, resulta una buena opción para los jardineros que desean atraer a las mariposas y colibríes.

Conoce su uso primario, ya que básicamente encontrarás dos tipos de variedades:

  • Una de crecimiento vertical; en forma de arbusto o árbol que puede alcanzar alturas de hasta 2 metros y se ven muy bien creciendo en macetas o contenedores tanto en el patio, como terrazas o en alguna entrada frontal.
  • Otra de crecimiento de arrastre, resulta adecuado para uso principalmente como cubierta de tierra, plantas de cama o cestas colgantes.

Se puede utilizar en las siembras masivas que mejoran el paisaje, en una frontera mixta con otras de tipo perenne, como bordes de pasillos en el jardín, contenedores o cestas colgantes y en cualquier otro lugar donde haya una necesidad de color durante el verano.

Plantación de Lantana Camara

Cultivarla en el jardín es una gran manera de agregar color e interés. Lo que debes hacer es seleccionar una ubicación soleada y sembrar en suelo muy drenado. Aunque toleran muchas condiciones del suelo, se desenvuelven mejor en uno ligeramente ácido.

Se deben plantar preferiblemente durante la primavera, una vez que la amenaza de clima frío ha cesado. Ten en cuenta, que prefieren las temperaturas más cálidas para obtener un buen desarrollo; que si bien puede ser lento, una vez tomado su tiempo lo hará en abundancia.

Una vez que decidas tener una Lantana Camara debes considerar cuidar el corte de su propagación. Para ello necesitas:

  • Tomar un corte de alrededor de 15cm. Debe contar con un aspecto saludable y crecimiento fresco.
  • Retirar las hojas inferiores y sumergir en una hormona de enraizamiento.
  • Insértalo en el inferior de un maceta con al menos 6cm de suelo con compuesto.
  • Cubrir el corte con una bolsa de plástico o una botella de plástico transparente invertido como haciendo un mini invernadero.
  • Mantener el corte húmedo, una vez que se ha establecido puede ser trasplantado a una maceta más grande.

Si por el contario, deseas establecer esta especie en tu jardín personal a través de un trasplante, debes conocer algunos detalles que te ayudarán a que el proceso de la plantación y desarrollo de la planta se efectúe en perfectas condiciones.

Pon manos a la obra con el siguiente método:

  • Encuentra un lugar con suelo bien drenado: para saber si posee un excelente drenaje verifica que luego de una lluvia, al pasar cuatro o seis horas se encuentre totalmente seco.
  • Prepara el suelo: comienza por excavar profundamente e incorporar un poco de compuesto para enriquecer el suelo y mejorar el drenaje. Considera incluso la posibilidad de incorporar un fertilizante de liberación lenta.
  • Cava un agujero profundo como tu planta: procura que el agujero sea un poco más profundo y el doble de ancho que el corte tomado. Ponla en el agujero con tierra, presionando suavemente hacia abajo con las manos.
  • Cubre el agujero: mezcla el resto del suelo con compuesto y termina de cubrir la siembra de la planta.

Una vez que realices este procedimiento, dale una buena cantidad de agua y continúa regando dos veces por semana hasta que esté bien establecida.

De igual manera, si no cuentas con un corte saludable puedes hacerla crecer a partir de la semilla. Ten en cuenta que pueden tardar varias semanas para germinar. Sólo debes tomar un contenedor, agregar un poco de tierra con compuesto e introducir las semillas. Mantenerlas en un lugar fresco y seco, fuera de la luz solar directa.

Cuidados de la Lantana Camara

El cultivo y cuidado no es complicado. Mientas que cuando están recién sembradas requieren de un riego frecuente, una vez establecidas, necesitan poco mantenimiento e incluso son tolerantes en las condiciones más secas.

Entre los cuidados generales se incluyen:

  • Rutina de riego una vez por semana para mantenerlas activas.
  • Fertilizante cada primavera, cuidado que no sea demasiado porque podría inhibir su floración general.
  • Para fomentar el brote de flores, corta las puntas periódicamente.
  • Podarla durante la primavera.
  • Cultivarla en luz brillante con al menos 3 horas al día de luz solar directa.

Plagas o enfermedades

Pocas plagas y enfermedades las atacan, las encontrarás como parte de las especies más resistentes a insectos. Sin embargo, una gran cantidad de plagas pueden afectarla. La detección temprana e identificación de éstas a tiempo acelerará el tratamiento y proceso de recuperación.

  • Mildiu polvoriento: sucede cuando no recibe suficiente luz natural.
  • Putrefacción de la raíz: ocurre si el suelo se mantiene demasiado húmedo.
  • Moho fuliginoso: ocasiona la decoloración negra en algunas hojas y se atribuye a las plagas de los insectos como la mosca blanca.

Otras plagas comunes que afectan a la Lantana Camara son los insectos de encaje, como los chinches; causan que el follaje se torne gris o marrón para luego secarse.

Consejos y recomendaciones

Dominar su cuidado no es difícil. Una vez que comprendas que está hecha a la medida para cualquier patio luminoso con mucho sol crecerá durante todo el año. Florecerá constantemente y necesitará de pequeños ajustes ocasionales.

Para que todo avance con éxito en el cuidado de la Lantana toma en cuenta los mejores consejos y recomendaciones que a continuación compartimos contigo:

  • Mantén el medio de enraizamiento ligeramente húmedo.
  • Durante el período de crecimiento activo, riega tanto como sea necesario.
  • Mantenerla a luz directa al sol durante todo el año, de lo contrario no podrá florecer.
  • Aplica fertilizante líquido cada dos semanas durante el período de crecimiento activo.