Rododendros

Todos soñamos con un idílico jardín lleno de flores que trepen por los muros generando un ambiente casi paradisiaco. La mayoría termina abandonando ese sueño pues cree que es un trabajo muy difícil y que no llegará a concretarse. Pues para remediar esto el día de hoy te hemos traído la forma más efectiva para que logres tu ansiado anhelo.

El Rododendro es la segunda planta con flores más popular luego de la rosa. Su gama llamativa de colores ha hecho que escale puestos hasta situarse por debajo de la universalmente conocida flor. Posee más de 800 subespecies predominando aquella que crece a manera de arbusto, no llegando a superar los 30 centímetros. Esta presentación la ha hecho conocida porque se puede tener como planta ornamental en una cómoda maceta adornando alguna esquina de nuestro hogar.

Pero, pese a lo que la mayoría cree, esta no es la única forma en que suele presentarse el Rododendro. Existen subespecies que logran alcanzar los 3 metros de altura y se expanden por el terreno a modo de enredadera. Es precisamente esta la que le otorgará a nuestro jardín un ambiente armonioso que despertará envidia de todo aquel que pase frente a nuestra casa.

Plantación de arbustos de Rododendro

Ahora te expondremos algunos puntos a tomar en cuenta antes de proceder a ilustrarte en todo su proceso de plantación. Toma nota de lo siguiente:

  • Clima: Los Rododendros no son tan caprichosos como otras plantas en cuanto a exigencias climáticas. Se adaptan muy a bien a casi cualquier temperatura pero son algo sensible a las heladas del invierno. Cuando plantes tu hijuelo, asegúrate que lo hagas varios meses antes de la le llegada de esta estación. Así  nos aseguraremos de que cuando la enfrente se encuentre totalmente preparado y fuerte para ello.
  • Terreno: Es la cable para que asegurarnos de que florecerán. Necesitan suelos ricos en componentes ácidos. Puedes comprar fertilizantes en tu vivero local o conseguir un poco de abono natural para alterar el PH de los nutrientes del terreno.
  • Drenaje: También es fundamental de que dicho terreno cuente con el drenaje necesario para prevenir que las raíces de nuestra planta reciban excesiva agua. Prueba regando por media hora todo tu jardín, evita aquellas zonas en donde se acumulen pequeñas lagunas de agua y elige, en cambio, esos lugares en donde el líquido se drena con naturalidad.
  • Luz: Lo más indicado es que la reciba indirectamente. No lo plantes en una zona en donde recibirá los rayos solares en pleno mediodía. Vigila el transcurso del sol en tu jardín y elige aquel recoveco en que llega el sol pasado las cuatro de la tarde. Esta será el lugar ideal para su siembra.
  • Espacio: Si planeas plantar aquella especie de Rododendro que gusta de enredarse con todo lo que le rodea, mejor elige un sitio que se encuentre cerca de un muro o una pared. De no ser así, este se extenderá por el suelo y cubrirá todas tus plantas. Resulta muy beneficioso para cubrir aquellos lugares que opacan tu jardín.

Básicamente estos son los aspectos más importantes a considerar antes de plantarlos.  Tomado apuntes de ellos, ella es hora de que aprendas a cultivarlo:

rododendroPrimero que nada asegúrate de elegir los hijuelos más saludables que puedas. Verifica que sus hojas posean la tonalidad verde oscuro y aléjate de aquellas que presenten tonos amarillos. Una vez que has comprado tu planta ponte tu braga, botas y guantes que aprenderás a sembrarlos.

Remueve bien la tierra con un rastrillo para terminar de estimular el suelo ácido (considera lo que te dijimos en el apartado del terreno), luego cava un hoyo de no más de 15 centímetros y planta tu Rododendro asegurándote de distribuir sus raíces por todo el agujero. Cúbrelo con la tierra preparada y riégalo solo superficialmente.

Si planeas plantar más de uno, te recomendamos que no lo hagas a menos de 60 centímetros. Sus raíces suelen extenderse a gran velocidad los primeros meses de trasplantado. Así nos aseguraremos de que no compita por nutrientes y uno de ellos se nos termine secando. Ten en mente de que puedes elegir la disposición que desees en el terreno. Prueba plantándoles en fila, en círculo, con forma rectangular… solo tu imaginación pondrá límite a ello.

Cuidados de las plantas de Rododendro

  • Proporciónales agua suficiente durante el verano. No los vayas a dejar a merced de su suerte pues lo más seguro es que se vayan a secar. Si esta estación en singularmente más fuerte en tu región, puedes optar por regarlo temprano en la mañana y otra vez pasados las 6 de la tarde.
  • Los días de lluvia no necesitas regarlos. Este riego natural serán suficientes para que se hidraten por sí solos. No los riegues nuevamente pues un exceso de agua podría originar que se contagien de alguna especie de hongos.
  • Abónalo anualmente durante el otoño. Esto le otorgará los nutrientes necesarios para soportar la próxima estación.
  • Retírale las flores que estén secas manualmente y evita usar tu tijera de jardín. Bastará que la gires suavemente para desprenderlas.
  • Pódalo al menos una vez al año siendo la primavera el mejor momento para hacerlo. Puedes darle la forma que desees y controlar la altura máxima que quieres que crezca. Eso sí, si lo que ansías es que se extienda por toda tu pared, déjalo que se desarrolle libremente por todo el terreno.

rododendro 

Control de plagas y enfermedades más comunes del Rododendro

Si no lo riegas más de la cuenta y no te olvidas de abonarlos anualmente, no tendrás ningún inconveniente en cuanto a posibles enfermedades u hongos que puedan debilitarlo. Sin embargo, ten especial cuidado con las orugas que puedan estar habitando cerca de él. Si te descuidadas, bastará solo un anoche para que la mitad de él caiga presa de las mandíbulas de estos insectos.

Por ello vigílalo diariamente y, si llegas a toparte con una de ellas, lo mejor sería retirarla y llevarla fuera de su alcance. Para prevenir que se acerquen, rocía insecticida trazando un círculo ancho sobre la planta. También puedes rociar un poco en sus hojas pero no vayas a excederte pues, de ser así, sus hojas se decoloraría a un amarillo grisáceo.

Consejos y recomendaciones adicionales

rododendro

-No te recomendamos que practiques la multiplicación por esquejes con esta planta. Generalmente necesita de condiciones casi perfectas para que se den y solo lograrías estresarte por no lograrlo. Si planeas reproducirlo, mejor elije uno de sus hijuelos o una de las semillas que nos otorgan sus flores.

– Si preferiste plantar tu Rododendro en una maceta y cuidarlo en el interior de tu hogar, asegúrate de que todos los días reciba sol. Si bien es cierto que es sensible a rayos solares directos, esto no quiere decir que pueda sobrevivir sin ello; con tal que reciba 4 horas diarias bastarán para su desarrollo.

– No lo podes tan seguido, solo cuando este alcanzando un diámetro que no te agrada. Hacerlo varias veces al año perjudicaría que produzcan ramilletes de flores u entraría en un estado de estancamiento que originaría que no vuelva a crecer.