Conocido por ser un arbusto pionero común, la Polygala es generalmente reconocida por sus flores de color malva; las cuales se mantienen hermosas durante todo el año. Este matorral es capaz de adaptarse a la mayoría de las situaciones a las que pueda ser sometida en un jardín. Continúa leyendo y conoce todo lo relacionado con este maravilloso arbusto.

Por su naturaleza puede varían en forma según su habitad y distribución. En algunas zonas es una planta muy dura, ligeramente ramificada con hojas relativamente pequeñas y estrechas, mientras que en otras es más densa, con hojas más grandes y de apariencia más suave.

Las formas más comunes de este seto perenne de color verde atractivo que puede crecer hasta 4 metros de altura con unos cuantos tallos verticales y ramas esbeltas densamente cubiertas con hojas que se asemejan al Myrtus.

Sus hojas de forma ovalada son usualmente de 50 mm de largo y hasta 13 mm de ancho. De tonos verdes claro, oscuro o ligeramente gris. Sus pétalos vistosos, marcados con venas más oscuras, son generalmente en sombras de matiz púrpura o malva, pero también pueden ser escarlata rosado, o blanco. Aunque, sus colores brillantes agregan vida al paisaje aportan muy poca fragancia.

Su período de florecimiento es durante todo el año, con un pico durante los meses de agosto a octubre. Afortunadamente es de bajo mantenimiento y se desarrolla mejor en los climas más cálidos, las temperaturas por debajo de los 25° F suelen ocasionarle daños.

Se encuentra comúnmente creciendo en dunas, laderas rocosas, bosques a lo largo de arroyos, matorrales y pastizales amplios. En algunos países es considerada una planta medicinal por sus propiedades antibacterianas, antimicrobianas y antimicótico. De hecho, hay estudios que comprueban su efectividad contra la candidiasis oral.

Plantación de Polygalas

Como se ha mencionado, los atractivos arbustos son capaces de adaptarse a la mayoría de los jardines y jardineros. Es muy conveniente para los patios que se localizan en las costas, de bajo mantenimiento y poca humedad.

flores de polygalas

En los jardines nuevos resulta excelente como rompevientos de rápido crecimiento debido a su gran cobertura, además que es capaz de crecer en la mayoría de los tipos de suelo a pleno sol y semi sombra.

Durante su proceso de crecimiento es un poco más relajado, produce menos flores en la sombra, pero se desarrolla bien en los suelos que cambian de pleno sol a semi-sombra de acuerdo al cambio de estaciones.

Es de esas especies que se pueden propagar fácilmente a partir de semilla y recortes de puntas preferiblemente tomadas durante los meses de la primavera y el otoño. El mejor momento en los climas cálidos para sembrarlas es permitir que se sequen antes del verano seco y cálido.

Dicho esto, es momento de poner manos a la obra. Para eso, necesitas conocer cómo es el proceso de siembra de la Polygala:

  • Cava orificios no tan profundos.
  • Modifica ligeramente el suelo de arcilla pesada o arenosa con materia orgánica.
  • Retíralas suavemente de los recipientes, manteniendo la bola de la raíz intacta.
  • Afloja el suelo de las macetas y raíces alrededor de la parte inferior y los bordes de la bola de raíz.
  • Iguala el nivel con el suelo que la rodea, extendiendo las raíces hacia afuera.
  • Rellena las raíces con el suelo nativo ligeramente modificado.
  • Agrega agua para establecer y compactar el suelo alrededor de las raíces.
  • Cubre el área con un abono de hoja o corteza de 1 a 3 pulgadas de grosor, procura no apilarlo sobre el tronco de la planta.
  • Agrega agua profundamente una vez más.

Cuidados de la planta

Por su naturaleza, existen tres características que las hacen ser reconocidas en el mundo de la jardinería; fáciles de cultivar, bajo mantenimiento y proporcionan una deslumbrante exhibición durante muchos meses del año.

Bajo las condiciones favorables del jardín, la Polygala requiere de ciertas atenciones generales para lucirse durante todo el año. Entre esas condiciones se incluyen:

  • Agua brevemente, preferiblemente dos o tres veces por semana para mantener el suelo húmedo, más no empapado.
  • Poda para el control del tamaño, quitar partes muertas o enfermas.
  • Establece en un suelo que drene muy bien.
  • Siembra en pleno sol para mejores efectos.
  • Una vez establecido cubre con un mantillo espeso el suelo.

Plagas o enfermedades en Polygalas

Por fortuna, es de las pocas plantas que no suelen tener muchos problemas por infestaciones de insectos. El mayor suceso es cuando se ubica en un suelo que no drena bien y se descuida por completo.

En el caso que llegue algún ataque de cochinillas o pulgones, debes saber que se originan por el exceso de sequedad ambiental. Una vez que conoces esto, puedes utilizar algunos métodos caseros para eliminar por completo cualquier infestación de estos insectos tan desagradables.

Para limpiarla por completo de cualquier indicio de insectos pon a prueba los siguientes métodos:

  • Utiliza un algodón empapado de alcohol
  • Un paño que tenga una gran cantidad de agua y jabón líquido
  • Productos fitosanitarios
  • Métodos biológicos

Consejos y recomendaciones

Si bien es cierto que su atención es realmente muy sencilla, debido a que florecen durante todo el año debes saber cómo ayudar a que el nuevo arbusto se mantenga en condiciones óptimas, sin llegar a la necesidad de tener que removerlo porque ha perdido su brillo.

Procura llevar a la práctica los consejos y recomendaciones que a continuación compartimos contigo, estamos seguros que tu jardín lucirá hermoso:

  • Es de rápido crecimiento, por lo tanto es realmente útil para comenzar un nuevo jardín.
  • Los grandes arbusto o arboles pueden llegar a necesitar estacas para evitar el exceso de movimiento en los vientos fuertes.
  • El riego debe hacerse lentamente, no con frecuencia para evitar el desarrollo de raíces poco profundas o enfermedades.
  • Las plantas arboladas necesitan ser regadas con menos frecuencia que las anuales tiernas o aquellas que son herbáceas.
  • Realiza períodos de poda para formarlas en forma de setos, topias y otras formas llamativas.
  • Deja que el suelo seque varias pulgadas de profundidad antes de regar.
  • Fertiliza temprano, es decir, durante el ciclo de crecimiento.
  • Siembra en la parte posterior de un lecho de flores.