El árbol Prunus Serrulata, mejor conocido como “flor de cerezo japonés” es conocido por sus flores fragantes que aparecen durante la primavera. Muchos alcanzan por lo mínimo 8 metros de altura, en su hábitat natural pueden incluso alcanzar los 22 metros de altura con el cuidado adecuado.

En el verano, sus flores son reemplazadas por un rico follaje verde que proporciona una amplia sombra. Por ser del tipo ornamental crece en varias zonas de rusticidad, y las personas suelen plantarlas para enriquecer el paisaje de sus patios.

Los árboles de cereza se pueden dividir en tres grupos; europeo, americano y oriental, siendo este el Prunus Serrulata, que resulta el menos resistente. Este género comprende más de 400 especies y numerosos cultivares de setos que crecen en climas templados.

Entre las especies se incluyen:

  • Arbustos perennes
  • Árboles frutales en flor
  • Frutos de hueso

Son parte de la familia de las rosas por lo tanto, al igual que éstas, la mayoría florecen durante la primavera. Unas pocas variedades son cultivadas para florecer más tarde y en realidad muestran sus flores en otoño o incluso durante el invierno.

Plantación de Prunus Serrulata

Se propagan cultivándolas en reservas de semilleros en los centros de jardinería o viveros, donde podrás encontrarlos ya formados como una especie de seto pequeño. Sin embargo, Si estas interesado en cultivar el Prunus Serrulata a partir de semillas, debes revisar los requisitos de plantación y otros factores importantes asociados con el proceso de crecimiento.

Para hacerlo crecer a partir de las semillas considera lo siguiente:

  • Congela las semillas durante seis u ocho semanas antes de la siembra.
  • Consigue un semillero y agrega un poco de suelo arenoso.
  • Introduce un par de semillas y cubre con al menos 10cm de suelo.
  • Riega hasta humedecer.
  • Una vez que las plántulas comiencen a brotar es hora de pasarlas a una maceta y dejarla ahí durante al menos dos años.

Una vez que conoces el proceso de establecimiento a través de las semillas, es necesario saber cómo trasplantar hasta el suelo. Por lo tanto:

  • Ubica un área en el patio con mucho espacio para que las raíces crezcan y se expandan.
  • El suelo debe ser capaz de secar completamente después de cada riego.
  • Cava un agujero de la misma profundidad que la bola de raíz y el doble de ancho.
  • Afloja las raíces suavemente antes de colocar dentro del agujero.
  • Siémbralo de manera que la bola de raíz esté ligeramente por encima de la superficie del suelo circundante.
  • Agrega la mezcla del suelo arenoso. Consulta en el vivero local cuál es el mejor nivel de pH para esta planta.
  • Añade agua y deja que drene bien antes de agregar agua adicional.

Cuidados de la planta

Con el cuidado y la atención adecuada el Prunus Serrulata se mantendrá sano y hermoso durante su período de floración, así como también durante muchos años que le esperan por venir. Aunque no lo creas, aumenta su belleza mientras va madurando a través de los años.

A continuación los cuidados más generales que deberás realizar:

  • Mantén un entorno limpio para mantener los problemas de plagas y enfermedades alejados.
  • Debe colocarse un lugar protegido con pleno sol
  • Proporciona un suelo profundo, fértil, arenoso y húmedo pero bien drenado.
  • Riega al menos una vez por semana durante el verano.
  • Aplica una capa de compuesto al suelo que le rodea una vez al año, especialmente durante el otoño.
  • La única poda requerida será para eliminar el crecimiento muerto, enfermo, marchito o dañado.

Plagas o enfermedades

Los cerezos ornamentales son susceptibles a las mismas enfermedades que las variedades fructíferas. La mayoría de los patógenos que perpetúan los ciclos de vida de la enfermedad al hibernar en las frutas caídas y en la hojarasca debajo de los árboles.

Algunos problemas comunes que se ven en los árboles de cerezo son las siguientes:

  • Pudrición de color café: es causada por el hongo de raíz de roble. No existe cura química efectiva, la mejor opción para manejar esto es sembrar otros árboles frutales.
  • Moscas de cereza: reduce las hierbas y otras plantas alrededor. Aplica un insecticida natural o químico para eliminarlas por completo.
  • Chancro bacteriano: las lesiones se forman en el tronco o en las ramas primarias de los cerezos y puede brotar un residuo gomoso. Los síntomas se notan por un cambio de color a un tono amarillo en las hojas. Una vez que sucede esto, poda las extremidades infectadas y esteriliza las herramientas después de cada corte.
  • Podredumbre: los síntomas incluyen crecimiento lento, hojas descoloridas que marchitan rápidamente y muerte repentina de la planta. Puedes prevenirla cerciorándote que el suelo drene bien y regulando el sistema de riego.

Un saneamiento escrupuloso al rastrillar y eliminar toda la basura que rodea la planta ayuda a romper el ciclo de cualquier enfermedad que se haya generado. De igual manera, tener esta rutina reduce la propagación de las enfermedades.

Consejos y recomendaciones

El árbol de flor de cerezo japonés requiere plantación específica y necesidades de crecimiento. Junto con el tipo de suelo adecuado, los jardineros deben saber cuánta luz solar deben recibir, cantidad de fertilizantes y el agua necesaria.

La falta de proporcionar cualquiera de los requisitos puede resultar en un árbol enano que no produce flores adecuadas o es un completo fracaso para prosperar. A continuación compartimos contigo los mejores consejos para disfrutar su presencia durante el proceso de floración:

  • Los problemas de los pájaros en los árboles de la flor de cerezo se pueden prevenir plantando árboles cerca de animales domésticos.
  • Las frutas y hojas del árbol enfermas deben eliminarse inmediatamente y quemarse para eliminar las larvas de los insectos, así como las esporas de las enfermedades.
  • La exposición total solar para los árboles Prunus Serrulata es necesaria para crecer fuerte y producir cerezas.
  • Evita sobrecargar de agua, espera que los centímetros superiores de la tierra estén secos antes de proporcionar agua adicional.
  • Las mezclas compactas del suelo pueden causar la podredumbre de las raíces.

Si necesitas moldear el árbol, hazlo después de la floración a principios del verano, en estos días hay menos enfermedades en el aire