Sembrar un árbol de aguacate a simple vista parece tarea difícil, pero la verdad es que este maravilloso árbol brinda tantos beneficios que al enterarte de ellos querrás gozar de tener el tuyo; y mucho más si eres de las personas que disfruta de la naturaleza y del aire libre. El árbol le dará sombra a tu jardín, terraza o patio, y además su maravillosa fruta que aporta muchísimos beneficios tanto para la salud como para otras áreas (como la cosmética). Sigue leyendo y entérate paso a paso como hacerlo.

Plantación de los Aguacates

plantar aguacate

Para plantar un árbol de aguacate, lo primero que se debe hacer es germinar su semilla. La germinación es simplemente el proceso mediante el cual la planta nace y empieza a crecer. Para esto, existen dos maneras:

        1. Consiste en tomar la semilla, limpiarla de manera que no queden residuos de su pulpa en ella y luego perforar ligeramente con un corte de aproximadamente dos centímetros de grosor la parte más delgada (alrededor de la punta), lo cual ayudará a que la planta crezca más fácilmente. Una vez hecho esto, se coloca sobre la tierra del matero o maceta a usar (preferiblemente mediano) de manera que (la parte más ancha) quede cubierta con la tierra; y la parte más fina, que es donde previamente se ha hecho el pequeño corte, quede expuesta mirando hacia arriba.
        2. Hacer germinar la semilla en agua, en lugar de hacerlo directamente en la tierra. Es un procedimiento bastante sencillo y parecido al anterior. La diferencia, es que, en lugar de cubrir la base con tierra, se debe cubrir con agua suficiente dentro de un recipiente o vaso. Para que la semilla o hueso se sostenga, se inserta ligeramente cuatro palillos en forma de cruz; los cuales deben sostenerse directamente con el pote o recipiente en el que se encuentre.

Una vez que salga la raíz de la planta, es recomendable esperar que la raíz tenga aproximadamente 10 cm de largo para trasladarla a la maceta con tierra y luego a su lugar definitivo.

Es importante limpiar el suelo donde se sembrará y eliminar toda clase de impurezas y restos vegetales.

El tiempo de crecimiento es de 5 a 6 años. Mediante el uso de ambos procedimientos, cuando la planta ha crecido lo suficiente, es hora de trasladarla a su lugar permanente, donde recibirá ciertos cuidados que le ayudarán a crecer y a dar sus frutos.

Cuidados de los aguacates

  • Primeros cuidados: De vital importancia para su crecimiento. Lo que se debe hacer una vez se ha plantado, es regarla. En este momento la planta se encuentra bastante sensible, y hay que protegerla de lo que pueda afectarla, como los vientos muy fuertes, las ramas de otros árboles, la inundación o de temperaturas extremas.
  • Clima: La primavera es el mejor momento para sembrar un árbol, el cual puede, sin embargo, sobrevivir a temperaturas templadas. A pesar de esto, es recomendable evitar lugares demasiado fríos o helados. Lo ideal es una temperatura de aproximadamente 20 ºC.
  • Luz solar:   Es verdad que durante sus primeros meses de vida hay que protegerlo del sol muy fuerte por un tiempo prolongado, sin embargo, no podemos privar nunca de la luz solar.
  • Riego moderado: Es importante regar la planta regularmente y con una cantidad suficiente. Sin carencias y sin excesos, los cuales pueden perjudicarlo causando ya sea pérdida de hojas (carencia de riego) o pérdida del fruto (exceso de riego).
  • Suelo: Los mejores suelos para plantar son aquellos que poseen abundante materia orgánica y un buen drenaje. No se recomiendan los suelos heterogéneos.

Plagas / enfermedades:

cuidados del Aguacate

Puede sufrir una serie de daños, plagas o enfermedades a los cuales debemos estar atentos. Aquí te presentamos los más comunes:

Mancha negra: Es una enfermedad que afecta al fruto, por lo general, después de su cosecha (cuando inicia la maduración). Se caracteriza por la aparición de unas marcas negras en forma de puntos que, muchas veces, crecen hasta formar una sola mancha grande dentro de la pulpa. Es una de las enfermedades más frecuentes.

Podredumbre de las raíces: Conocida por ser la enfermedad más grave que padecen los árboles. Ocasionando su muerte. Ésta enfermedad es producida por un hongo que ocasiona lo pudrición de las raíces y del fruto. Y lo mejor que se puede hacer al detectar el árbol muerto, es quemarlo; evitando así la propagación de la enfermedad. Se detecta principalmente cuando los arboles comienzan a marchitarse y sus hojas se hacen más pequeñas.

La araña roja: Son insectos sumamente pequeños pero reconocibles al ojo humano. Se alimentan de los jugos de la planta, absorbiéndolos a través de sus hojas. Una vez atacan al árbol, las hojas empiezan a perforarse e incluso toman un color marrón cuando la plaga es abundante. La araña roja se puede tratar eficazmente con cal de azufre.

Es importante estar atentos a las hojas de las plantas, estas podrían ser un factor clave para detectar una enfermedad.  Muchas veces, las hojas se tornan amarillentas, pero esto no implica necesariamente una enfermedad, muchas veces ocurre por el exceso de agua. Si esto ocurre, lo recomendable es omitir el riego por unos días.

Consejos y recomendaciones

    • No sembrar un solo árbol de aguacate, debido a que éste no puede polinizarse por su cuenta.
    • Podar el árbol tras cada cosecha y eliminar ramas muertas.
    • Abonar el suelo regularmente y mantenerlo húmedo.
    • Usar insecticidas y repelentes en caso de presentarse plagas.
    • Cosechar en días soleados y de buen tiempo.
    • Al cosechar, evitar que el fruto se golpee contra el piso utilizando una red.
    • El mejor momento para germinar la semilla es cuando se saca del fruto. Si pasa mucho tiempo, ésta no germinará eficazmente.
    • Necesita de mucha paciencia. Pero este fruto lo vale. Una vez empieza a dar frutos, nunca se detiene.