Resulta una adición encantadora al jardín durante la primavera. Los Narcisos, con sus atractivas flores amarillas o blancas, en su forma más común cuentan con seis pétalos y una corona central en forma de trompeta. Sus tallos deshojados poseen entre 1 y 20 flores, que en ocasiones necesitan de las estacas para no sobrecargar los tallos.

Es una planta perenne, resistente y fácil de cultivar en la mayoría de las áreas, excepto donde el calor es extremo. Si pensabas que lo sabias todo sobre los Narcisos, considera que existen más de 50 especies y más de 25.000 cultivos híbridos.

Un beneficio clave de estos es que cuando están brotados en flores, pueden cortarse para armar ramos decorativos. Sin embargo, la salvia posee un producto químico natural que causa que otras flores en el mismo florero se marchiten.

La dureza del Narciso varía ligeramente de acuerdo a las variedades y exposición. Sin embargo, en su gran mayoría necesitan períodos de frío, para establecer sus floraciones, aunque algunas de sus especies crecerán mejor en climas cálidos.

Generalmente todos florecen durante la primavera, aunque no lo creas puedes prolongar su período de floración mediante el proceso de plantación a principios, mediados, así como a finales de la primavera. Cada variedad tendrá su propia altura y extensión, pero generalmente alcanzan los 35cm o 45cm.

Plantación de Narcisos

Los Narcisos son adecuados para sembrar entre arbustos o en un borde, incluso para reforzar las flores en el interior de tu hogar. De igual manera, también se ven maravillosas en un jardín de bosque con grandes arboleadas.

Antes de sembrar:

  • Selecciona un sitio que ofrezca sol la mayor parte del día.
  • La mayoría de los Narcisos toleran una gama de suelos, pero crecen mejor en suelo moderadamente fértil y bien drenado, que sea húmedo durante la etapa de crecimiento.
  • Encuentra un lugar donde el suelo desagüe bien.
  • Siembra en los meses de septiembre a diciembre.

Para sembrar en suelo de exteriores toma en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Cava agujeros e introduce los bulbos.
  • Coloca los bulbos más pequeños superficialmente.
  • Procura que las puntas queden por debajo de la superficie del suelo.
  • Respeta una distancia de plantar 4 a 5 bulbos por pie cuadrado.
  • Después de sembrar, riégalos bien para asentar el suelo alrededor de los bulbos.

Si por el contrario, decides establecerlos en macetas o recipientes, considera que pueden crecer bien en contenedores hasta por tres años, sólo si es lo suficientemente profundo para sus raíces.

  • Encuentra un recipiente grande de gran profundidad, porque las raíces tienden a crecer abajo cerca de 30cm
  • Asegúrate que el contenedor permita un buen drenaje.
  • Llénalo aproximadamente menos de la mitad con tierra de buena calidad.
  • Planta los bulbos alrededor, cerca, pero sin tocar, con las puntas hacia arriba 10cm debajo de la superficie del suelo con los bulbos más pequeños colocados más superficialmente que los grandes.
  • Cubre ligeramente con tierra
  • Riégalos bien para asentar el suelo a su alrededor.
  • Mueve el contenedor a un lugar donde la temperatura varíe.
  • Agrega agua siempre que el suelo se sienta seco.
  • Cuando las hojas emergen, mueve el contenedor hacia el sol indirecto.

Si realizas un trasplante, cava un agujero un poco más amplio que el tamaño de la raíz, introdúcela y agrega un poco de compuesto. Antes de hacerlo, consulta con tu proveedor para evitar cometer algún error que impida un óptimo desarrollo.

Cuidados de la planta

Los Narcisos requieren un mantenimiento mínimo. Les gusta ser regados regularmente, especialmente durante las temporadas de primavera y otoño. Procura dejar de regar 3 semanas después de que las florecer se desvanecen. Permanecen inactivos durante el verano y prefieren un suelo más seco.

Son bastante autosuficientes, si cuentas con un suelo pobre o la plantación no está floreciendo tanto como debería, cubre el suelo con un fertilizante de bajo contenido de nitrógeno y potasa después de la primera floración. Aliméntalas ligeramente cuando florezcan de nuevo.

Después que florezcan durante la primavera, permite que la planta crezca hasta que muera. Necesita de un tiempo después de florecer para almacenar energía que requerirá el próximo año de brotes. Mientras que para retirarlas cuando mueren, córtalas de la base, o tuerce las hojas mientras tiras ligeramente.

Plagas o enfermedades

La mayoría de las plagas se alejan porque no les gusta el sabor de sus raíces. Los problemas más comunes incluyen la mosca grande del bulbo del Narciso, el ácaro en escala, las babosas, infecciones fungicidas y virus que se alimentan de los capullos de las flores.

Sin embargo, existen algunas enfermedades que pueden complicar el desarrollo de tu planta. A continuación, compartimos contigo las más frecuentes y lo que debes hacer para mantenerlas bajo control:

  • Pudrición basal: genera el crecimiento de hongos blanco o rosado en los bulbos. Evita comprar lo que tengan esta apariencia.
  • Lesiones de nematodo: las plantas son atrofiadas y el follaje muere lentamente. Desecha las infectadas y compra aquellos bulbos que fueron tratados con agua tibia.
  • Virus: las hojas cambian de apariencia con rayas amarillas a blancas o tienen puntas muertas, que terminan muriendo lentamente. Lamentablemente cuando esto sucede, bebes desechar las infectadas y mantener un buen control de insectos.

Consejos y recomendaciones

Afortunadamente, compartiremos contigo algunos consejos y recomendaciones generales para cultivar a los Narcisos perfectamente en tu jardín. Procura tomarlos en cuenta cuando decidas que formen parte de tu hogar.

  • Plante los bulbos en el otoño para que florezcan a finales del invierno o principios de la primavera.
  • El drenaje es la clave, elije un lugar bien drenado.
  • Cava al menos 30cm para introducir la raíz.
  • El suelo ligeramente ácido es el mejor, agrega azufre de suelo si el seleccionado es alcalino.
  • Agrega agua inmediatamente después de la siembra y mantenlos húmedos hasta que llegue la temporada de lluvia.
  • Después de florecer, nunca cortes el follaje hasta que empiece a amarillear.
  • Consulta en el vivero donde has comprado qué tipo de suelo le viene mejor para su óptimo desarrollo.
  • Brotes y flores se producen en primavera.
  • Los bulbos del Narciso en maceta pueden florecer por 2-3 años en el envase, sin embargo, lo harán mejor si son movidos a un punto en la tierra.
  • Resultan venenosos para las mascotas y niños, así que asegúrate de mantenerlas alejadas para evitar que sean ingeridas.
  • El contacto con la salvia puede irritar la piel o agravar las alergias en la piel.