La especie de los Hemerocallis es del tipo perenne, producen una gran cantidad de flores elegantes y por lo general son en forma de trompeta. Crecen en una amplia gama de suelos y situaciones. Su nombre botánico significa belleza para un día.

Su tiempo de florecimiento es a finales del verano, durante los meses de mayo y agosto. Las flores individuales son de corta duración, se abren por las mañanas y se marchitan al anochecer. Afortunadamente, cada planta produce una gran cantidad por lo que permanecerá activo por varias semanas.

Existe una gran variedad de esta flor diferentes incluyendo:

  • Fulva: Lirios.
  • Citrina: Citrina de florecimiento nocturno.
  • Flava: Limón fragante.

Debido a su bajo mantenimiento y porque vuelven año tras año, resultan grandes adiciones a cualquier paisaje. Las variedades más cortas y compactas trabajan bien cuando son establecidas como:

  • Fronteras perennes a lo largo de cercas y senderos donde sus floraciones proporcionan un brote a mediados del verano.
  • Cubiertas de suelo.
  • Sostener bancos.
  • Camas decorativas.
  • Exhibiciones en contenedores.

Realizar una siembra en grupos de 5 es ideal para iluminar el paisaje, especialmente cuando se mezclan con hierbas ornamentales y arbustos pequeños. Es perfecta para las siembras masivas donde formarán una exhibición densa a prueba de malezas.

Para evitar la competencia de la raíz para los nutrientes y el agua, evita establecer cerca de árboles de gran tamaño, aunque funcionan bien debajo de los árboles de pino. Si esta situación escapa de tus manos, asegúrate de darles agua extra y fertilizantes para compensar lo que toman las otras plantas.

Plantación de Hemerocallis

cuidados de Hemerocallis

Desde hace muchos años se recomienda establecerla durante la primavera o el otoño, especialmente en las zonas que son más calientes. Toma en cuenta las siguientes atenciones previas al proceso de su establecimiento:

  • Asegúrate de ubicar un lugar donde obtendrán al menos 6 horas de sol directo al día.
  • Crecerán en una amplia gama de suelos, de arcilla pesada o diversos tipos de pH.
  • Prefieren un suelo bien drenado. En las áreas problemáticas, puedes preparar una especie de camas elevadas para lograr el drenaje.
  • Asegúrate que la planta está limpia y sana de cualquier enfermedad antes de sembrarla.

Una vez que conoces cuales son las atenciones previas para obtener una buena cosecha, como el lugar ideal para su establecimiento es momento de poner manos a la obra. Prepárate para cultivar de la siguiente manera:

  • Trabaja el terreno por adelantado.
  • Incorpora material orgánico, es decir abono.
  • Cava un agujero más grande que la bola de la raíz.
  • Haz una pequeña montaña en el centro del agujero.
  • Coloca la planta en su lugar con las raíces extendidas por todos los lados del montículo.
  • Procura sembrarla tan profundamente como creció.
  • Evita colocar la corona, es decir, el punto donde el follaje y las raíces se unen más de 3cm por debajo de la superficie del suelo.
  • Trabaja alrededor y cubre entre las raíces mientras terminas de colocarla.
  • Añade agua para asentarlo y presiona suavemente la tierra hacia abajo.

Asegúrate que no queden bolsas de aire, esto puede hacer que la planta obtenga un mal crecimiento. Cuando toda el agua haya empapado el suelo realiza una leve presión alrededor de la planta para asentarle muy bien.

Cuidados de las plantas

flor de lily

Son fáciles de atender y adaptables, por lo que sobrevivirán a la mayoría de las condiciones. No obstante, un jardinero sabio aplicará una rutina apropiada que incluya riego, fertilización, eliminación de malas hierbas y saneamiento.

Entre los cuidados generales, toma en cuenta las atenciones que compartimos contigo a continuación:

  • Proporciona abundante luz solar, por lo tanto planta en pleno sol donde reciba al menos 6 horas al día.
  • Mantén el suelo húmedo, pero bien drenado.
  • En climas cálidos, procura que los cultivares de color oscuro reciban un poco de sombra en la tarde.
  • Realiza el proceso de fertilización anual, sólo con una pequeña cantidad de compuesto.
  • Al proporcionar el riego, evita mojar las flores y brotes lo más posible.
  • Elimina con regularidad el follaje que se ha marchitado.
  • Riega con una cantidad suficiente, el agua ayuda a asegurar floraciones tan grandes como sea posible.
  • Añade mantillo de material orgánico en su base para mejorar el suelo y retener la humedad.

Plagas o enfermedades

Por suerte, no son muy susceptibles a las plagas y los que les molestan generalmente dejan un daño menor. No obstante, como cualquier otra planta no está exenta de cualquier enfermedad o plaga que pueda desarrollarse por una rutina de cuidado inadecuada.

Algunas de las plagas más comunes son:

  • Babosas y caracoles: pueden ser un problema a corto plazo durante el follaje joven, pero la mayoría de las plantas lo ignoran mientras crecen.
  • Polillas: afectan los brotes de las variedades tempranas de la floración. Terminan poniendo huevos que se convierten en gusanos y se alimentan de los brotes.
  • Pulgones, ácaros de araña: pueden causar protuberancias en las yemas, hojas descoloridas, escamas dobladas o torcidas, bordes irregulares y agujeros en el follaje.

El mejor tratamiento para controlar estas situaciones es recoger y eliminar los brotes que se encuentren infectados. También puedes pulverizar con insecticidas orgánicos como forma de ataque en una fase temprana.

A menudo es difícil saber qué es exactamente lo que está molestando la planta, y es posible que desees consultar con el personal del vivero local para comprobar cuál es la causa de los problemas.

Consejos y recomendaciones

Se encuentran entre la especie de perennes más despreocupados y fáciles de hacer crecer. Son muy tolerantes a los errores de la jardinería. Realmente vale la pena darles las mejores condiciones de crecimiento posible, pues responderán muy bien a los cuidados.

  • Para obtener mejores resultados agrega compuesto durante el período de siembra.
  • Cuando superan el espacio que se les ha asignado para la siembra, deberás desenterrarlos y cortar en secciones para trasplantar.
  • Cuando el crecimiento es insatisfactorio, aplica un fertilizante de uso general durante la primavera.
  • Es muy importante que los Hemerocallis obtengan suficiente agua durante la primavera.
  • Debido a que cada jardín tiene diferente suelos con diferentes necesidades de nutrientes, utiliza un fertilizante equilibrado completo.
  • Una vez que se establecen, espera al menos tres semanas antes de aplicar fertilizante.