papaya con antracnosis

Afecta a una variedad de arbustos, árboles y otras plantas. Combatir la antracnosis puede ser un proceso frustrante, dejando a los jardineros preguntándose, “¿Cómo se trata la antracnosis efectivamente?” Saber más acerca de qué plantas contraen antracnosis y cómo prevenirla puede ayudar mucho en el control exitoso de la antracnosis.

¿Qué es la antracnosis?

La antracnosis es una enfermedad fúngica que tiende a atacar a las plantas en primavera cuando el clima es fresco y húmedo, principalmente en hojas y ramitas. Los hongos pasan el invierno en ramitas muertas y hojas caídas. El clima fresco y lluvioso crea las condiciones perfectas para que las esporas se propaguen. El clima seco y caluroso detiene la progresión de la enfermedad que puede comenzar de nuevo una vez que las condiciones climáticas sean óptimas. El problema puede ser cíclico, pero rara vez es mortal.

El hongo antracnosis infecta muchos árboles y arbustos de hoja caduca y perenne, así como frutas, verduras y hierba. La antracnosis se nota a lo largo de las hojas y las venas como pequeñas lesiones. Estas lesiones oscuras y hundidas también se pueden encontrar en tallos, flores y frutos.

Para distinguir entre la antracnosis y otras enfermedades de manchas en las hojas, usted debe examinar cuidadosamente la parte inferior de las hojas en busca de un número de pequeños puntos marrones o bronceados, aproximadamente del tamaño de una cabeza de alfiler. Si no está seguro sobre el diagnóstico de la antracnosis, consulte con su cooperativa local.

¿Qué plantas pueden contraerla?

kalanchoe con antracnosis

Una gran variedad de plantas pueden verse afectadas por el hongo antracnosis, incluidas las que crecen fuera de un invernadero, como las plantas ornamentales leñosas y las plantas de follaje tropical.

Las plantas en maceta y los cultivos de invernadero como el ciclamen, el ficus, el altramuz, las palmeras, las suculentas y las yucas a veces se ven afectados.

Los árboles y arbustos que son propensos a la antracnosis incluyen el arce, la camelia, el nogal, el fresno, la azalea, el roble y el sicomoro.

¿Cuál es su tratamiento?

El control de la antracnosis comienza con la práctica de una buena higiene. Es importante recoger y eliminar todas las partes enfermas de la planta, incluidas las ramitas y las hojas, del suelo o de los alrededores de la planta. Esto evita que el hongo pase el invierno cerca de la planta.

Las técnicas de poda adecuadas para eliminar la madera vieja y muerta de árboles y plantas también ayudan a prevenir el hongo antracnosis.

Mantener las plantas sanas proporcionándoles la luz, el agua y el fertilizante adecuados fortalecerá la capacidad de la planta para protegerse de un ataque de hongos. Los árboles y plantas estresados tienen dificultades para recuperarse del hongo antracnosis.

El tratamiento químico rara vez se utiliza, excepto cuando la enfermedad involucra plantas recién trasplantadas o defoliación continua.