Ficus nítida cuidados báicos

El Ficus microcarpao o Ficus nítida, también conocida como Ficus (con menos frecuencia) es una especie de árbol parecido a un arbusto que se origina los continentes de Asia y Oceanía y pertenece a la extensa familia de las rosáceas.

Esta especie es frecuentemente utilizada en la decoración de interiores y exteriores como planta ornamental puesto que posee una forma de copa redondeada y unas raíces que en muchos casos toman curvas que atraerían la atención de cualquiera. Le proporciona una linda decoración a los jardines, parques, estaciones… en todas las temporadas del año.

También puede ser cultivado, en distintas variedades, en el arte del bonsái. Sin embargo, éste árbol puede llegar a crecer hasta los 15 o 20 metros de altura, siempre y cuando las condiciones ambientales sean favorables.

Se podría decir que las características principales que lo diferencian del resto, es que posee un tronco de contextura lisa. Y que sus brillantes hojas verdes pueden ser redondas y ovaladas; éstas podrían llegar a tener un tamaño de aproximadamente 10 cm y son un factor importante para notar la posible existencia de alguna plaga u enfermedad.

Contenido

Plantación de Ficus Microcarpa (Ficus nítida)

planta ornamental Ficus Microcarpa

Si existe un momento perfecto para plantar su semilla, éste es durante la primavera. La multiplicación puede ser realizada en un matero o maceta, o bien, en el suelo donde crecerá permanentemente.

Si se desea plantarlo en maceta, lo recomendable es iniciar desde la germinación de la semilla. En cambio, si queremos que crezca directamente en el suelo, se puede aplicar dos técnicas diferentes: por esqueje o por acodo aéreo (en temporada estival), siendo más utilizada la primera; sobre todo si se plantará en el jardín de un hogar y no se tiene mucha experiencia, ya que ésta técnica es muy fácil de realizar y requiere menos cuidados.

El proceso de plantación es muy parecido al de las demás variedades de los Ficus.

Cuidados de la planta

De acuerdo a los cuidados que se le den, éste hermoso árbol podría perdurar desde 30 hasta 100 años.

  • Clima y temperatura: Al ser un árbol tropical, se desarrolla mucho mejor en ambientes calientes y con buena luz solar. Pero no en exceso. Es importante plantarlos en un espacio donde algo de sombra pueda protegerlo del fuerte sol del verano. En caso de germinar la semilla en una maceta, habrá que movilizarla de manera que reciba también algo de sombra.

El Ficu Microcarpa muy resistente a las sequías, a las que incluso se puede adaptar y sobrevivir sin problemas. Sin embargo, tiene dificultad a la hora de soportar fuertes vientos (más aún cuando la planta es joven y no tiene suficiente fuerza) y bajas temperaturas (en extremo).

  • Suelo: Puede crecer eficazmente en casi todo tipo de suelo. Sin embargo responde mejor a suelos fértiles, bien drenados y de textura arcillosa.

Para garantizar un exitoso desarrollo de la planta, es bueno abonarla semanalmente con fertilizantes líquidos, principalmente en la etapa de crecimiento. Éste es prácticamente el mayor requerimiento que exige el suelo, puesto que una vez el árbol haya crecido, no necesitará mayores cuidados.

Siempre es bueno abonar de vez en cuando para proporcionar nutrientes nuevos. El mejor momento para hacerlo es durante la primavera.

  • Riego: Su sistema radicular (raíces) necesita una cantidad equilibrada de humedad. Sin ningún tipo de excesos. Para esto, entre riego y riego se debe observar que la superficie del suelo se haya secado. De ninguna manera es aconsejable dejar secar por completo el suelo, y menos en la etapa de crecimiento donde el árbol se encuentra más sensible.

Cuando se cambia notablemente la proporción de riego, luz solar y vientos húmedos, éste tipo de árbol tiene la tendencia a reaccionar a ello como un cambio de estación. Por esta razón, muchas veces podrían empezar a caerse sus hojas. Al cabo de quince días se empezará a re estabilizar por su cuenta, por lo tanto no hay que alarmarse si esto sucede.

  • Poda: A diferencia de otros árboles de esta especie, el Ficus nítida suele ser menos resistente a las podas, pues cicatriza mucho más lento.

Para evitar perjudicarlo, lo mejor es realizarlas de poco a poco y con más frecuencia. La mejor época para la poda es durante el otoño, preferiblemente cuando está empezando. De ninguna manera podar en invierno. 

Plagas y enfermedades de Ficus Microcarpa (Ficus nítida)

plagas del FicusComo la mayoría de su especie, de ficu microcarpa se enferma con dificultad gracias a su gran resistencia y fuerza. De igual forma es recomendable estar atentos a las más frecuentes en este tipo de árbol.

  • Trips: Es una plaga muy conocida en los diferentes cultivos de Ficus. Se trata de unos pequeños insectos que parecen piojos; éstos se acomodan en la parte inferior de las hojas, produciendo así las manchas rojizas que son el síntoma principal para detectarla. Ésta plaga prefiere hojas jóvenes y si se torna severa, la hoja se irá doblando progresivamente hasta que se empiezan a caer.

Si detectamos esta plaga a tiempo, se debe proceder a podar el árbol y botar las hojas infectadas en una bolsa sin permitir que tenga contacto con otras plantas.

  • Cochinillas: Son frecuentes en plantas de jardín. Es una plaga bacteriana que generalmente se desarrolla en climas de extrema sequía. Afecta las plantas dejando sus huevos en las hojas; una vez estos se han desarrollado, las nuevas cochinillas empiezan a succionar la savia de la planta.

La manera de notar su presencia, es mediante las hojas. Puesto que éstas se tornan amarillentas y terminan por secarse.

Tiene una fuerte capacidad de reproducción bastante rápida, por lo cual es peligroso para nuestro árbol. Las cochinillas pueden ser eliminadas aplicando insecticidas o bien con remedios caseros como el jabón líquido.

Cuando se torna severa, podría ser muy perjudicial. Esto ocurre cuando la producción de las plantas disminuye notablemente. Posteriormente, atrae un hongo llamado negrilla y melaza. Su presencia dificulta el proceso de fotosíntesis; por lo tanto la planta no recibe suficiente oxígeno y podría llegar a su muerte.

Consejos y recomendaciones

Dejar de abonar el terreno en caso de que el árbol presenta alguna enfermedad

Si se ha aplicado algún tratamiento contra las plagas u enfermedades, no se debe dejar la planta recibiendo luz solar. Se aconseja dejar bajo sombra unas 24 horas.

Al aplicar cualquier tratamiento, hacerlo en un día de clima suave. Nada de temperaturas extremas.

La técnica del esqueje consiste en tomar una rama joven de un árbol de Ficus Microcarpa y plantar a la necesidad de su tamaño. Para para ésto se debe deshojar la parte del tallo a sembrar.