lilas

Es el arbusto preferido en todos los lugares alrededor del mundo. Las Lilas se cultivan típicamente por su intensa fragancia y hermosas flores. Son conocidas por traer recuerdos sentimentales, donde su aparición resulta una señal clave para darle la bienvenida a la primavera. Si elijes el lugar adecuado para su plantación serás recompensado con grandes racimos de flores, sigue leyendo y aprende cómo lograrlo.

Esta planta está entre las más despreocupadas de todos los arbustos. Poseen alrededor de 10 bastones y produce una gran cantidad de flores en diversos colores. Aunque la palabra “lila” conjuga las sombras del purpura, existen variedades de combinaciones que vienen en blanco, rosa, azul y lavanda.

Tradicionalmente, son considerados arbustos de clima frío aunque pocas prosperan y no logran mantenerse por varios años. Sin embargo, en los climas más suaves se observan mejores resultados.

Los amantes de la Lila extienden la temporada de floración en sus jardines, combinando secciones de flor temprana con aquellas que ya están abiertas a mediados y finales de la temporada. Para iniciar, prueba con un color doble magenta y continua con un púrpura o azul.

Algunos factores que las favorecen es que son resistentes, de fácil crecimiento y requieren de muy poco mantenimiento. Dependiendo de la variedad, pueden crecer de 1 a 4 metros de alto. Con el cuidado adecuado, estas plantas pueden durar décadas en su jardín.

Plantación de las

Plantación de las Lilas

otoño son las mejores temporadas para plantar los arbustos. Crecen mejor a pleno sol, por lo tanto procura sembrarlas donde se cubran por al menos seis horas de sol al día para tener una excelente floración.

La primera regla para su siembra es que necesitan de mucho espacio para crecer. Si piensas plantar un seto, asegúrate de hacerlo con suficiente espacio, regularmente este necesitará al menos dos metros de ancho por arbusto.

Para aprovechar su crecimiento, necesitan de un buen drenaje. Una manera de probar el drenaje antes de sembrar consiste en:

  • Cavar un agujero de 20 cm de diámetro por 12 cm de profundidad
  • Llenar el agujero con agua
  • Si no se ha drenado después de una hora elegir otro sitio

Es importante que el suelo retenga la humedad suficiente para mantenerla nutrida y drenar libremente cuando llueve en abundancia. Se recomienda cultivarlas en suelo fértil, neutro a alcalino. Si el suelo está en malas condiciones agregue compuesto para enriquecerlo.

Para plantar:

  • Cavar un agujero tan profundo como la raíz o incluso un poco más profundo
  • Agregar compuesto al agujero
  • Sacar la lila del empaque donde ha venido y marcar las raíces
  • Colocarlo dentro y rellenar el agujero
  • Añadir más compuesto en la superficie del suelo
  • Verter suficiente agua hasta regar a fondo

Un punto a favor de las Lilas, es que una vez que el arbusto se establece, la naturaleza se encarga de asumir las funciones de riego. En su gran mayoría, este tipo de plantas resultan resistentes a la sequía.

Después de la primera temporada de crecimiento, se recomienda aplicar fertilizante orgánico granular en la base de la planta a principios de cada primavera para ayudar a proporcionar los nutrientes necesarios para el próximo año.

Cuidados de la planta

Los arbust

Cuidados de la planta

res a cuatro años para establecerse en un nuevo sitio, pero una vez que esto sucede pueden vivir durante siglos. Por otra parte, el pH del suelo puede afectar su crecimiento, les hace bien un suelo ligeramente ácido o alcalino.

lilas 02

Entre los cuidados de este pequeño árbol se incluyen:

  • Cortar las flores gastadas cada año
  • Podar el tallo de floración de un conjunto de hojas sólo cuando estén pequeños
  • Durante los primeros dos años, es de suma importancia regar regularmente su plantación de Lilas
  • Regar con mayor frecuencia durante el tiempo seco
  • Aplicar una capa de compuesto debajo de la planta cada primavera
  • Evitar cargarlas con fertilizante
  • Eliminar la madera muerta hasta el suelo
  • Cortar las ramas débiles

Toma en cuenta que la poda severa abre paso a la pérdida de floración por al menos dos años. Por lo tanto, establece un programa de poda inteligente. Evita cortes severos y drásticos, dale a los arbustos un poco de atención por año.

Plagas o enfermedades

Generalmente, son resistente

Plagas o enfermedades

ueden ser molestadas por plagas de insectos, como los escarabajos, babosas y caracoles. Mantente alerta para detectar cualquier signo de problemas y tratarlas de inmediato.

En algunos casos, rociar con agua jabonosa será suficiente para cuidar de los insectos. Cuando las infestaciones pesadas ocurren, la poda entera de la planta podría llegar a ser necesaria para el cuidado y salud del árbol.

De igual manera, mantener los arbustos podados evitará la posibilidad de enfermedades. Un hecho que podría llamar tu atención es un moho blanco polvoriento que puede aparecer después de un verano caluroso y húmedo. Puede opacar la belleza de las flores, pero no hace daño.

Consejos y recomendaciones finales

Cultivar Lilas definitiv

Consejos y recomendaciones finales

s las han estado cultivado durante siglos, no sólo por las flores sino también para deleitar con la fragancia que las caracteriza. Si eres un amante de esta planta, sabrás que si se le da el cuidado adecuado resulta muy fiel en cada temporada de florecimiento.

Algunos de los requisitos principales para que las Lilas tengan éxito:

  • Suelo bien drenado
  • Pleno sol
  • Plantarlas donde se pueda apreciar su forma vertical natural
  • Son especialmente hermosas cuando están cerca de las esquinas
  • Plantados en línea hacen un seto estacional fino
  • Fertilizarlas ligeramente cada año después del período de floración
  • En suelos frondosos o con un poco de compuesto alrededor, no necesita fertilizantes
  • Una vez establecido, añadir un puñado de limón o lima en el suelo dos veces al año para mantener los arbustos en las condiciones más óptimas
  • El moho blanquecino se puede prevenir con un aerosol de bicarbonato de potasio
  • Si necesita ser podada, debe hacerse inmediatamente después de que ha terminado de florecer para la temporada.

Cultivar Lilas es realmente muy sencillo, y al elegir la mejor variedad para tu patio te aseguramos que no te arrepentirás.